Franja de precios: Productores agrarios y exportadores enfrentados por propuesta del Ejecutivo

El sistema de franja de precios fue implementado en el Perú a inicios de 2001, con el objetivo de estabilizar los costos de importación con los precios de productos como el maíz amarillo duro, el arroz, el azúcar y la leche entera en polvo, caracterizados por una marcada inestabilidad en sus precios internacionales. Como era de esperarse, los gremios empresariales y los gremios de agricultores dieron una interpretación diferente a las posibles consecuencias de esta medida.
Por Infomercado

El durante el lanzamiento de la Segunda Reforma Agraria, el presidente de la Republica mencionó que el Ejecutivo realizará ajustes al Sistema de Franja de Precios, con el fin de proteger la producción nacional de la importación de productos relacionados con la agricultura en el país.

Hay que recordar que el sistema de franja de precios fue implementado en el Perú a inicios de 2001, con el objetivo de estabilizar los costos de importación con los precios de productos como el maíz amarillo duro, el arroz, el azúcar y la leche entera en polvo, caracterizados por una marcada inestabilidad en sus precios internacionales.

Como era de esperarse, los gremios empresariales y los gremios de agricultores dieron una interpretación diferente a las posibles consecuencias de esta medida.

Por un lado, la Convención Nacional del Agro Peruano (Conveagro) consideró que este anuncio no supone una inminente subida de los precios de los alimentos; por otro lado, la Sociedad Peruana de Comercio Exterior (Comex Perú), calificó de “herramienta obsoleta” a la franja de precios.

Productores agrícolas

Las medidas para proteger la agricultura familiar como el sistema de franja de precios no genera un incremento en los precios de los alimentos para los consumidores, aseguró la Convención Nacional del Agro Peruano (Conveagro).

“La propuesta actual busca reponer el sistema original, que no genera en estos momentos ninguna consecuencia de alza en los precios internos, porque es un mecanismo que determina precios estables a largo plazo dentro de una franja”, señaló el gremio de productores.

Conveagro refirió que el sistema de franja de precios fue creado con el objeto de corregir las distorsiones de precio que generan los países exportadores de alimentos.

El presidente de Conveagro, Clímaco Cárdenas, señaló que las principales organizaciones del Perú, representativas de la agricultura familiar, están comprometidas con el proceso de la segunda reforma agraria.

Indicó que carecen de fundamento técnico los comentarios referidos a que la “reposición de la protección de la franja de precios o el impulsar una banca de fomento agrario, generaría inflación, colisionaría con la libre competencia de mercado y produciría riesgo”.

Los exportadores

De acuerdo con Comex Perú, el sistema de franja de precios no ha ayudado a la producción nacional a presentar mejoras, menos aún en su competitividad.

“La franja de precios peruana viene sobreviviendo por más de dos décadas y en el camino ha sufrido algunos cambios. Unos para bien, como una mejor definición de productos sustitutos sujetos a la medida, y otros para mal, como el arbitrario incremento de toda la franja para el azúcar, lo cual favorece desmedidamente a los grupos económicos de la industria nacional”, aseguró Comex Perú.

El gremio de exportadores lo explica con un ejemplo.

De acuerdo con el boletín del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego, donde se explica la aplicación de la franja de precios, se observa que los precios de referencia de la leche en polvo se han mantenido por encima del precio piso de la franja de precios de la leche.

“Si bien esta medida en el país cumple la función de mantener los precios estables en el mercado local de lácteos, mas no garantiza el crecimiento del sector ganadero. Sin embargo, factores como la estructura de mercado —donde existen pocos compradores y muchos vendedores— repercuten en el rendimiento del productor. Para lograr una mejora en este sector, se requiere fortalecer la cadena de valor de la producción láctea mediante la provisión de mejores recursos técnicos”, refirió el gremio.

Comex añadió que no tiene sentido efectuar ajustes a la franja de precios, ya que los precios internacionales están muy por encima de los nacionales.

“Estas protecciones desincentivan a los actores en la cadena de valor de estos productos, cuando el problema real en la agricultura del país está más orientada a la falta de infraestructura, la calidad y uso de semillas, el acceso al financiamiento, la asistencia técnica y la falta de riego tecnificado”, señaló.

Suscríbete a InfomercadoBoletín Semanal por Email

Descubre el mejor resumen de noticias.

Es solo un email a la semana. ¡No te llenaremos la bandeja de entrada! Además, puedes salirte cuando quieras.

Protegido por reCAPTCHA y la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.