Perú reportó un déficit de 80 mil toneladas en la importación de urea

El desabastecimiento de fertilizantes se ha convertido en el principal problema de la agricultura peruana.
Entrega de fertilizantes

Hoy en día, el desabastecimiento de fertilizantes se ha convertido en el principal problema de la agricultura peruana. Este problema pone en riesgo los ingresos de los trabajadores de este sector, además de la agudización del alza de precios y la inseguridad alimentaria.

El principal causante del problema es la invasión por parte de Rusia a Ucrania, este conflicto agravó la escasez de fertilizantes en el Perú. Durante el primer trimestre del 2022, las importaciones de urea se redujeron en 84%, lo que equivale a un déficit de más de 80 mil toneladas en comparación al 2021.

LEER TAMBIÉN: Escasez de fertilizantes reduce producción de 13 regiones del Perú

Se espera que el conflicto geopolítica se mantenga durante los próximos meses en línea con las sanciones comerciales a Rusia, país del cual se importaba alrededor del 80% de los fertilizantes que se usan en el Perú.

Impacto diferenciado

El uso de fertilizantes está relacionado con una mayor productividad de los cultivos, aunque de forma distinta según zona geográfica, tipo de producto y tamaño del terreno.

Según Javier Escobal, investigador principal de Grade, la fertilización de productos permanentes (café) es acumulativa y, por lo tanto, la disminución en el uso de estos productos en una determinada campaña traslada el impacto en la cosecha de la campaña siguiente.

Fuente: INEI – Encuesta Nacional Agropecuaria 2019.

Por otro lado, el uso de fertilizantes también es utilizado por los productores de bajos recursos. Según el Censo Agropecuario 2012, el 33% de los agricultores de subsistencia en estado crítico, que destinan la mayor parte de su producción al autoconsumo, hace uso de estos insumos en sus parcelas.

Para Escobal, este grupo de agricultores es el más vulnerable ante un inminente incremento del precio de los fertilizantes, por el simple hecho de que no puede trasladar el mayor costo a los consumidores.

Riesgos

El desabastecimiento de fertilizantes pone en riesgo la producción y los ingresos del 47% de agricultores en el ámbito nacional que utilizan estos productos, según la Encuesta Nacional Agropecuaria (ENA) 2019. La menor producción perjudicaría la disponibilidad de alimentos, lo cual incrementaría las presiones inflacionarias sobre los productos de primera necesidad.

En el mes de abril, la inflación anual de alimentos ascendió a 15.1%, la cifra más alta registrada desde agosto de 1994. Esto impactaría en la ya deteriorada capacidad adquisitiva de los hogares, en especial de los más pobres, quienes destinan una mayor parte de sus ingresos al gasto en alimentos.

Perspectivas

A día de hoy, es poco probable que se pueda cubrir de manera oportuna la demanda de fertilizantes para la campaña actual. Las negociaciones en conjunto con Bolivia y Venezuela para importar cerca de 30 mil toneladas de urea serían insuficientes para cubrir el déficit de 80 mil toneladas que se generó solo por el primer trimestre del 2022.

Es por ello, que la discusión debe girar en torno a la forma como se debe distribuir las cantidades de fertilizantes que se logren importar. Se deben discutir los criterios para priorizar, sobre todo entre productores cuyo rendimiento es altamente dependiente de los fertilizantes y de aquellos que tienen una menor capacidad para hacer frente al alza de precios.

Suscríbete a InfomercadoBoletín Semanal por Email

Descubre el mejor resumen de noticias.

Es solo un email a la semana. ¡No te llenaremos la bandeja de entrada! Además, puedes salirte cuando quieras.

Protegido por reCAPTCHA y la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.