Guido Chávez: “Mi padre me enseñó que el respeto se basa en la confianza y no en el miedo”

Guido Chávez: “Mi padre me enseñó que el respeto se basa en la confianza y no en el miedo”

El consorcio educativo Éxitus lleva 15 años en el mercado de la región Piura. Su oferta educativa ya es conocida por muchas familias piurana y algunos colegios de la competencia.

Guido Chávez: “Mi padre me enseñó que el respeto se basa en la confianza y no en el miedo”
Valora esta publicación

Guido Chávez Herrera, uno de los fundadores del Consorcio Educativo Exitus, conversa con Infomercado sobre su visión empresarial y cómo trabaja en su día a día.

Nombre completo: Guido Manuel Chávez Herrera

Edad: 41 años

Cargo actual: gerente general de Natividad SAC y de IEP Asunción SAC

Profesión: Ingeniero Mecánico por la UDEP

Como llegaste al cargo que hoy ocupas

De todos los socios, era el que tenía la formación de posgrado en Administración de Empresas.

Cómo es tu espacio de trabajo

No tengo oficina, porque estoy moviéndome en la academia. Hay una oficina de coordinación en Piura y otra en Sullana. Cuando estoy allí, desalojo al coordinador (risas).

Cómo es tu rutina de sueño

Malísima. En un día muy bueno duermo 5 horas.

Una palabra que mejor describa tu trabajo

Perseverancia.

¿Cuál es la cosa más odiosa que debes hacer en tu trabajo y cómo lo manejas?

Despedir a alguien. Mi papá me ha enseñado que para decir cosas feas hay que sentar a la persona, mirarlo a los ojos y darle la mala noticia.

En tu trabajo, ¿qué acostumbras a hacer durante tus breaks de descanso?

Meditar

¿Cuáles son las herramientas indispensables para tu trabajo y que no podrías vivir sin ellas?

Necesito una agenda electrónica porque no tengo la memoria de antes.

¿Cuál es el mejor consejo que has recibido?

Me lo dio un sacerdote en mis últimos días de colegio. Nos dibujó un plano cartesiano con sus cuadrantes. La línea de accisas (horizontal) era el esfuerzo, el trabajo, el tesón; y las líneas de ordenadas (vertical) era el éxito.

Leer Más  Colegios Exitus

El me planteaba que había que estar en el primer cuadrante, en el éxito. Lo último que podías esperar era no trabajar y tener éxito, el dinero fácil. Y entendí que tenía que quedarme en el primer cuadrante siempre.

A partir del esfuerzo y del buen trabajo viene el éxito.

Alguna vez me hicieron una pregunta fea e incómoda: ¿no te sientes frustrado de no haber ejercido tu profesión? En atención a lo que el sacerdote me dijo, yo le respondí que si trabajara en algo que no me gusta me sentiría mal, pero me encanta enseñar, dictar clase a los chicos me relaja.

¿Cuál es el mejor consejo que te gustaría dar?

Es algo que lo pienso siempre y se lo planteo a mis hijas. Soy un convencido que debes formarte y prepararte para tener una empresa.

¿Estás leyendo algún libro?

Trato de matizar libros de literatura con empresariales. He terminado “Cien Años de Soledad”, de Gabriel García Márquez y estoy leyendo “Las cinco claves de la gestión del servicio”, de Peter Drucker.

¿Cómo definirías tu estilo de liderazgo?

Mi papá me ha enseñado muchísimo. Él me enseño una frase muy buena: el respeto se basa en la confianza y no en el miedo.

Si alguien quiere trabajar conmigo debe quedarse porque quiere hacer las cosas bien y no porque le pago. Por eso procuro hacerlo en mi casa, en mi empresa y en mis clases en la universidad.

¿Cómo te ves en 5 años?

Habiendo consolidado Sullana, terminando una maestría en el extranjero y disfrutando de unas buenas vacaciones con mis hijas que hace tiempo no tengo.

Leer Más  Exitus: el consorcio educativo que inició con una sola aula