Now Reading
Día de la Mujer Emprendedora: Cinco piuranas que empezaron sus negocios desde abajo

Día de la Mujer Emprendedora: Cinco piuranas que empezaron sus negocios desde abajo

Este jueves 19 de noviembre se conmemoró el Día Internacional de la Mujer Emprendedora. Según el INEI, la mujeres lideran la creación de pequeñas y medianas empresas en un 53% en todo el Perú.

Además, según la Asociación de Emprendedores de Latinoamérica, el Perú lidera el ránking de países con mayor número de mujeres emprendedoras (36%), por encima de países como Chile, Colombia y México.

En Piura la situación no es diferente, por ello, Infomercado recopiló algunos emprendimientos exitosos impulsados por mujeres en la región.

Warmi

Warmi es el emprendimiento de Andrea Herrada. Tras tener que cerrar su primer negocio debido a la pandemia del COVID-19, Herrada decidió emprender en el rubro del delivery.

Sin embargo, en esta ocasión le quiso brindar un enfoque diferente. Junto a su socio, decidieron contratar solo a conductoras mujeres, a quienes les llamaron «Warmi´s».

«Nos enfocamos en brindar oportunidades a mujeres que hayan sido afectadas por el contexto actual. Además, de la dificultad para que una mujer consiga un trabajo digno, con pago justo y sin riesgos por violencia de género, acoso y otras dificultades relacionadas», explica Andrea.

La empresaria añade que Warmi promueve un manejo responsable entre sus trabajadoras, así como el uso de casco de modo permanente.

El emprendimiento brinda tres servicios: Delivery, que comprende el transporte de todo tipo de paquete; compra y delivery, que implica, además del transporte, la compra de diversos productos.

Por último, tienen el servicio Efectivo Xpress, donde ofrecen efectivo de manera rápida y ágil a los clientes que se les complique o imposibilite ir al cajero o al banco.

De Pura Pulpa

Cada vez son más los ciudadanos que deciden llevar una alimentación saludable. Con ello en mente, Julia Miranda crea De Pura Pulpa.

«De Pura Pulpa es un emprendimiento que surge ante la necesidad de poder llevar un estilo de vida saludable de una forma más rápida y práctica. Las personas pierden tiempo en el pelado y despepando la mayoría de frutas, pagando por grandes cantidades de residuos orgánicos que se botan y no por la pulpa en sí», explica Miranda.

El negocio brinda presentaciones de a kilo listas para el consumo, libres de preservantes y sin azúcar. El emprendimiento ofreció, al inicio, cinco frutas pero, en menos de un mes, duplicó la oferta.

«Tenemos pulpas de guanábana, tamarindo, guayaba, fresa, maracuyá, mango, mango ciruelo, sandía, papaya, melón y esta semana ingresa la pulpa de arándanos», comentó la empresaria para Infomercado.

Además, Miranda indica que trabaja junto a pequeños agricultores, quienes vienen reactivando actividades debido a la pandemia del COVID-19.

Pink Cocoy

Pink Cocoy, más conocido como el hotel de las plantas, es un local que vende arreglos botánicos vivos, mini jardines temáticos y kokedamas.

Lilia Ventura, su fundadora renunció a su trabajo para dedicarse de lleno a su vocación: el cuidado de las plantas.

«No entendía por qué en Piura la mayoría de plantas se maltrataban rápido. Entonces, me dije: voy a ayudar a cambiar esa realidad. Empecé a asistir a talleres para conocer más de botánica», señala Lilia.

Lilia y su equipo se aseguran de que las plantas, desde la siembra, estén sanas para que cuenten con una larga vida. Además, asesoran a sus clientes en cuanto al cuidado que deben brindarles.

Durante este año 2020, Pink Cocoy cerró su local, adaptado cuidadosamente para la sobrevivencia de distintos tipos de plantas. Lilia las trasladó a todas a su vivienda.

La empresaria también emprendió una línea de jardinería en casa. Ventura consideró que, el tiempo que pasan las familias en casa debido a la pandemia podía ser invertido en el cuidado de las plantas y el acercamiento a una vida más sustentable.

Con esta idea en mente, Pink Cocoy lanzó el «kit completo de venta en casa». Este reúne semillas, una huertera de madera y plantas aromáticas. Además, también herramientas para siembra y cosecha y fertilizantes.

Bonomia

Milagros Reyes, oriunda de Pacasmayo, llegó a Piura con la idea en mente de no volver a trabajar para otros.

Bonomia nació dirigida a un público que busca apartarse de los productos masivos de los grandes almacenes de los centros comerciales.

Por ello, la tienda ofrece diversos productos de diseñadores y emprendedores independientes peruanos.

Bonomía procura que las marcas que ofrecen que apuesten por modelos de sostenibilidad en su producción, comprometiéndose con el cuidado del medio ambiente y al idóneo desarrollo humano de sus colaboradores.

Desde que abrieron el local ofrecen al público ropa para todas la edades, complementos y accesorios, productos de cuidado personal, artículos de belleza, papelería, calzado de mujer, objetos de decoración, arreglos florales, bicicletas, entre otros.

Además, los productos se venden al mismo precio que en el resto del país, ya que Bonomía es un punto de venta.

Nosotros no agregamos precio a los productos. Somos una especie de distribuidor de las marcas”, afirma Milagros.

A pesar de las dificultades producidas por la pandemia, Bonomía nos sufrió un gran impacto en sus ventas.

Milagros Reyes considera que la tienda cuenta con buena acogida debido a las facilidades que brinda a sus clientes. «Es mucho más fácil, es rápida la compra y pueden comprar todo lo que necesitan aquí», añade.

La propietaria considera que se presenta una buena oportunidad de crecimiento para su negocio.

«Creo que la gente también está optando por consumir local, que es el concepto de Bonomía«, sentencia.

Creciendo Feliz

Lizbeth Zúñiga, educadora de profesión, aperturó en el año 2014 Creciendo Feliz, un lugar donde los niños pudiesen acceder a un cuidado y educación de calidad. La guardería acoge a niños de 0 a 5 años.

Asimismo, para contratar al personal, Lizbeth asegura que «siempre evalúa si la postulante tiene vocación».

Actualmente, Creciendo Feliz ha tenido que enfrentar los nuevos retos impuestos por la educación a distancia. La maestra señala que las aulas con niños de 4 y 5 años son las menos afectadas.

En este proceso de adaptación, la institución también ha tenido que implicar a los padres. Por ello, un psicopedagogo brinda asesoramiento a las mamás y los papás de los estudiantes, para que estos puedan acompañar su educación de manera eficaz.

Además, Lizbeth Zuñiga comenta que mantener la atención de los infantes es un gran reto, por ello han optado por una formación más lúdica. «A pesar de todo, estamos obteniendo buenos resultados», comenta la profesora.

La educadora también explica que ya vienen planificando la educación para el próximo año, tanto si se mantiene virtual como si se regresa a las aulas.

En el primer caso, Creciendo Feliz está analizando la posibilidad de adquirir alguna plataforma que complemente y guíe a padres y alumnos. 

En el caso de regresar a la educación presencial, Zúñiga indica que vienen planificando el aforo y la distribución del alumnado en las aulas; además de la implementación de diversos protocolos de seguridad.

«Tenemos todas las ganas de volver», señala.

Suscríbete a InfomercadoBoletín Semanal por Email

Descubre el mejor resumen de noticias. Es solo un email a la semana. ¡No te llenaremos la bandeja de entrada! Además, puedes salirte cuando quieras.

Protegido por reCAPTCHA y la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.

© 2019 Infomercado. Inversiones Digitales FVR SAC. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a InfomercadoBoletín Semanal por Email

Descubre el mejor resumen de noticias. Es solo un email a la semana. ¡No te llenaremos la bandeja de entrada! Además, puedes salirte cuando quieras.

Protegido por reCAPTCHA y la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.

Subir a Inicio