fbpx

Raúl Chapoñán: «Si opinas de algo que desconoces es una falta de respeto al trabajo ajeno»

Raúl Chapoñán: «Si opinas de algo que desconoces es una falta de respeto al trabajo ajeno»

Raúl Chapoñan es uno de los propietarios, junto con su hermana, de la academia artística Samikay, la cual lleva poco más de cinco años brindando talleres de teatro musical, ballet y dibujo y pintura en la región de Piura.

El dueño de Samikay está familiarizado con el teatro desde los nueve años. Su pasión y estudio por el arte lo han llevado a presentar varias obras en el norte del país.

  • Nombre completo: Raúl Eduardo Chapoñán Borgo
  • Edad: 31
  • Lugar de nacimiento: Piura, 28 de abril
  • Cargo: Director de Teatro en Samikay

¿Cómo llegaste a tener tu negocio?

Todo ha sido un proceso pues la vida se ha encargado de ponerme en el lugar en el que hoy me encuentro. Todo comenzó a los nueve años, estudiaba en el colegio Santa Ana, una institución muy conocida por sus actividades de gimnasia y obras artísticas. Esa propuesta educativa fue la base de todo, pues había un interés en que los alumnos no solo sean máquinas que absorban conocimientos académicos.

Y allí nace el amor por el teatro…

Dentro de ese contexto, mi amiga Frescia, conocedora de mis pequeñas habilidades en las actuaciones del colegio, me comentó que necesitaban a un niño para una obra de teatro (“Bienvenido Tío Juan”). Cuando llegué al ensayo me sorprendió todas las luces, las bambalinas, los paneles, la escenografía… Desde ese momento supe que no quería irme nunca de allí.

¿Qué aprendiste en esa etapa?

En ese primer grupo de teatro conocí a grandes amigos que inspiró varias cosas en mi vida: el respeto por los demás y el trabajo en equipo. Así pasaron los años yendo de giras por el norte del país. Luego de mi formación, entre Piura y Trujillo, viajando fines de semana para aprender teatro, proceso que duró toda mi secundaria, es que llega el momento en que uno empieza a disfrutar al máximo de lo aprendido y de este lindo arte.

¿Cuándo diriges tu primera obra?

Luego de la secundaria, inicio como asistente de dirección de la compañía de teatro y, en poco tiempo, pude empezar a dirigir de manera individual. En el año 2013, comencé a dirigir. Pasé por tres productoras y, finalmente. formé “Samikay”.

¿Cómo es tu espacio de trabajo?

Es el más sencillo. Una habitación grande, silenciosa y donde trabajo con agrado. En mi vida mis espacios de trabajo han variado mucho. He trabajado en teatros, salones, césped y patios. Estoy preparado para todo. Actualmente trabajo con mi hermana. Ella se encarga de la producción y administración, es la otra mitad de esta locura llamada “Samikay”.

¿Cómo es tu rutina de sueño?

Bueno, puede ser la mejor o la peor del mundo, depende del momento por el cual estamos pasando. Cuando hay solo talleres, es la parte más descansada, duermo a mis horas; es decir, me levanto entre las 7 y las 8 a.m. y duermo a las 11 p.m. Cuando hay producciones, es otra la historia. Nos levantamos a las 6 a.m., pero nos vamos dormir a las dormimos a las 3 a.m. Los días de producción es un ‘loquerío’: ensayos, pruebas de vestuario, luces, escenografía.

Una palabra que mejor describa tu trabajo

Pasión. Cuando hay pasión nada se interpone en el crecimiento, aparecen las oportunidades y estas son aprovechadas de la mejor manera. Uno debe hacer lo que más le gusta y en ello trabajar.

¿Cuál es la cosa más laboriosa que tienes que hacer al trabajar y cómo lo manejas?

Lidiar con la ignorancia. Soy poco tolerante a la ignorancia, me siento siempre insultado cuando ella aparece. La ignorancia es el inicio de todos los problemas. Si una persona opina de algo que desconoce es una falta de respeto al trabajo ajeno. En Piura, hay una falta de respeto por el arte pues consideran que los artistas no tienen derecho a cobrar por su trabajo, ignorando que con ese dinero comemos, nos vestimos y tenemos una vida.

En tu trabajo, ¿qué acostumbras hacer en los breaks de descanso?

Si estoy en la etapa creativa, no hay descansos. Me gusta comer cuando estoy de visita en diversas instituciones. Cuando estoy en la parte legal solo descansamos para comer, para luego retomar los escritos pues allí no hay descanso que valga, siempre hay que estar atentos a cada palabra puesta.

¿Qué herramientas te son indispensables que no podrías vivir sin ellas (para tu trabajo)?

Como todo el mundo: el celular. Es mi equipo tengo anotado fechas, música de trabajo y puedo realizar diversas búsquedas en Internet. Luego, la agenda física, que nunca falta, por si se me pasa algo.

¿Cuál es el mejor consejo que una vez has recibido?

El consejo llegó en un momento muy penoso y fue crucial para entenderlo. La frase me la dijo mi madre: “Ten cuidado a quienes pisas al subir, porque te los encontrarás al bajar”, esa frase trae una gran reflexión en varios aspectos. Por ejemplo, la vida es cíclica y la base del éxito es lograda con nuestro propio esfuerzo y nunca destruyendo a terceros. Además, nunca hay que alardear de lo que se obtiene pues la humildad siempre traerá mejores frutos. Finalmente, el Karma existe: la justicia tarde o temprano llega.

¿Cuál es el mejor consejo que te gustaría dar?

Que las cosas uno las debe obtener por su propio esfuerzo, eso recompensa más, y aunque fracasemos varias veces, ello representa un aprendizaje. Las personas exitosas, están llenas de fracasos. Nada se consigue inmediatamente. Hoy la gente quiere obtener todo rápido, pero lo que rápido viene, rápido se va. Finalmente, siempre sé humilde.

¿Cómo te ves en 5 años?

Quiero verme feliz. No menciono cosas materiales, pero en la medida que uno haga las cosas con felicidad y amor, lo demás llega solo. La vida se encarga de ponernos a todos donde debemos estar.