Minería

Minera Río Blanco señala que no comenzará con el Plan de Rehabilitación Ambiental sin el permiso de la comunidad

Minera Río Blanco señaló que no ejecutará ninguna actividad del Plan de Rehabilitación ambiental en Huancabamba mientras no cuente con el permiso de la comunidad.
Por Almendra Ruesta Publicado: Últ. actualización: 6 noviembre, 2020 19:13
2 minutos
Publicidad

A través de un comunicado, la minera Río Blanco Cooper S.A. señaló que no ejecutará ninguna actividad del Plan de Rehabilitación ambiental que le exige el Estado en Huancabamba mientras no cuente con el permiso de la comunidad.

Con la aprobación de la segunda modificación de la Actualización del Plan de Rehabilitación del proyecto minero Río Blanco, el Ministerio de Energía y Minas (Minem) dispuso que la empresa inicie actividades para rehabilitar las zonas afectadas por una exploración minera del periodo 2003 – 2006.

Pronunciamiento de la comunidad

Según Cutivalú, tanto el alcalde de Carmen de la Frontera, Sebastián Melendres, como los pobladores de la zona y las organizaciones de la sociedad civil en defensa del ambiente rechazaron la resolución del Minem.

Asimismo, solicitaron que se respete la decisión de las comunidades de no permitir los trabajos de la empresa.

Debido a este pronunciamientos, la minera Río Blanco aclaró que no ejecutará actividades del plan de rehabilitación sin el permiso de las comunidades.

Además, la empresa recordó que, en el 2008, el Organismo de Supervisión de Energía y Minería (Osinergmin) ordenó la rehabilitación ambiental por la misma exploración minera, pero la empresa no pudo ejecutar los trabajos de rehabilitación porque no recibió la autorización de la comunidad.

Cabe señalar que la resolución alcanzada por el Minem aprobó un cronograma de actividades en dos etapas.

La primera, que debería culminar en agosto del 2022, sería de “evaluación social”. La segunda sería la fase de implementación, programada hasta mayo del 2030.

También estableció que Río Blanco debe cumplir con un “Plan de sensibilización social”, además de informar anualmente al Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) acerca de los avances realizados.