Negocios

Incalpaca se convierte en Alpaca 111 y proyecta abrir nueva tienda en el aeropuerto Jorge Chávez

En el 2024, Alpaca 111 planea abrir una tienda en el nuevo aeropuerto Jorge Chávez y también está considerando expandirse a otras ciudades importantes de Perú.
Por Valeria Crespo
2 minutos
Alpaca 111

Alpaca 111, la pionera marca de alpaca en Perú, regresa con fuerza en el 2024. Muestra una imagen renovada y una propuesta moderna.

Este renacimiento consolidó su posición como líder en calidad y sostenibilidad en el mercado peruano y más allá.

¿Qué proceso emprendió la marca?

Alpaca 111 tiene siete tiendas físicas en todo el Perú.

Anteriormente conocida como Incalpaca, esta marca emprendió un proceso estratégico e integral de rebranding, desde su identidad visual hasta su propuesta de valor.

Con un enfoque en la versatilidad y la accesibilidad para los consumidores, Alpaca 111 atrajo a un público más amplio y diverso sin comprometer la excelencia en la calidad y el diseño de sus prendas.

¿Qué materiales específicos utiliza Alpaca 111?

Sus prendas son elaboradas con materiales como la baby alpaca, re-upcycle alpaca y mezclas de fibras naturales como algodón peruano y seda. Están disponibles a partir de S/250.

Además, cabe destacar que, tiene siete tiendas físicas en todo el país, además de su tienda en línea.

Asimismo, en línea con su renovada identidad, la marca se propuso expandir su presencia tanto en el mercado local como internacional.

¿Qué iniciativa lanzó la marca para promover la alpaca entre los consumidores?

Diego Saca, gerente de marketing de la firma, indicó que, Alpaca 111 busca convertir a más personas en embajadores de la alpaca, promoviendo una iniciativa inclusiva llamada ‘Embajadores Todos’, reconociendo así la creciente demanda de consumidores jóvenes y conscientes.

Por su parte, la gerente de retail de la empresa peruana, Karen Neves, señaló que, además de fortalecer su presencia en plataformas de comercio electrónico, Alpaca 111 se compromete a mantener su enfoque en la sostenibilidad y el slow fashion, ofreciendo productos que reflejan la riqueza cultural y artesanal del Perú.