Entrevistas

Guillermo Benavides: “El Gabinete y los técnicos no están a la medida de la necesidad”

El presidente de la Cámara de Comercio de La Libertad, sostuvo que, debido a la informalidad en el país, de cada 10 trabajadores, no llegan ni a 3 contratos laborales formales.
Por Mirko Campaña Boyer

Últ. actualización: 9 Junio, 2022 20:24


La crisis sanitaria producida por la llegada de la COVID–19 al país, el incremento de las tasas de inflación que supera el 8% a nivel nacional, sumado al conflicto entre Rusia y Ucrania y la inestabilidad política desde que el presidente Castillo asumió el cargo en julio de 2021, son los principales temas que le preocupan al presidente de la Cámara de Comercio de La Libertad (CCLL), Guillermo Benavides Zavaleta.

Infomercado conversó con Benavides Zavaleta y nos reveló que, la crisis económica que atraviesa el Perú no solo se debe al contexto internacional, sino también por la situación de desaliento a las inversiones generada desde mediados del año pasado.

LEER TAMBIÉN: Chiclayo, Piura, Tumbes y Trujillo con el mayor índice inflacionario en el norte

En principio, ¿podría darnos un balance del impacto que ha generado la pandemia en las empresas de la región La Libertad?

La pandemia aún no ha terminado y tenemos sectores que están en recuperación, como el sector Turismo que es el último que ha empezado. Lo que tenemos son datos más reales a diciembre de 2021 donde el sector Construcción tuvo una importante recuperación en los primeros 9 meses, inclusive superó la producción que tuvo en el 2019, previa a la pandemia, y eso lo entendimos que era producto de todos los proyectos aprobados, en curso, pero que con la presencia de la pandemia no se ejecutaron, pero cuando se han liberado hizo que tengamos un resultado muy positivo; sin embargo, al último trimestre del 2021 sí se registró una desaceleración importante.

En otros sectores, como Servicios, la recuperación ha sido uniforme, lento, pero continuo. Podríamos decir que varios de los sectores ya están en una línea de recuperación importante; sin embargo, vemos que esa recuperación no tiene una uniformidad porque la economía se está moviendo con muchísima presencia de actividades informales, lo que genera una contratación laboral informal que no le hace nada bueno a la economía.

¿Cómo perciben que se viene desarrollando la informalidad en el país?, ¿Se ha incrementado o se mantiene a tasas de prepandemia?

Sí, claro. Nosotros teníamos alrededor de 126,000 pequeñas empresas al inicio de la pandemia, solo se han reactivado 100,000, hay un promedio de 26,000 que no han reiniciado sus actividades de manera formal identificada, estamos convencidos que están de manera informal.

Ahora, respecto a la contratación laboral, de cada 10 trabajadores, no llegamos a 3 contratados de manera formal, o sea estamos en 2,4 a 2,5, es bajísimo. La contratación laboral guarda una relación con la actividad formal de la pequeña empresa, quiere decir que debemos estar por encima de un 70% de la actividad informal en nuestro país.

A propósito de las pequeñas empresas, el sector Calzado de Trujillo es una de las actividades más importantes en el norte del país, ¿cómo han respondido a la crisis de la pandemia?

Hay un problema en la cual se instala la informalidad. La informalidad es para ellos una situación que los condicionan mucho. Si bien es cierto que durante la pandemia ellos cerraron sus establecimientos porque ellos venden en locales debido a que son formales, pero teníamos al sector informal abasteciendo en las puertas, en las calles, en el suelo; entonces, han tenido una dura afectación, no solo por la pandemia, sino también por la informalidad que nunca dejó de trabajar.

Quiero decir, ellos estuvieron en desventaja como productores, como comercializadores, porque la informalidad no respeta las normas de cuarentena, y han tenido que superar esa situación que ya ahora en una situación de comercialización abierta con los aforos al 100%, se vienen recuperando.

Ahora bien, el nuevo problema que presentan es el abastecimiento de los productos, y esto los ponen en una situación de subidas de precios y no es fácil trasladarles el precio a los consumidores.

Justamente, el pasado 5 de mayo lanzaron un pronunciamiento sobre los riesgos hacia las mypes generados por el continuo incremento de la inflación en el país. Hasta la fecha, ¿de qué manera se han visto afectadas las micro y pequeñas empresas de La Libertad con esta situación?

Siempre vamos por el lado de la formalidad. El formal está obligado a cumplir con los estándares establecidos para el sector en el que se desenvuelven: pagan impuestos, planillas, gratificaciones, vacaciones, y todos sus costos de insumos lo hacen de manera formal a un mayor precio, porque la formalidad tiene un mayor costo.

Entonces, nosotros vemos el tema inflacionario con un creciente tema de inestabilidad que pasa también por el tipo de cambio, que gracias a Dios ha retrocedido transitoriamente.

Nosotros lo que estamos viendo es que el alza de los precios en el sector formal se complica mucho porque mientras exista un informal que vende más barato, el consumidor siempre opta por el menor precio, es el costo beneficio del momento. El consumidor no ve que comprando un producto de manera informal está desalentando la producción, la recaudación de impuestos, lo que ve es un impacto costo beneficio de inmediato.

Ahora, a eso le sumas el costo laboral con el incremento del sueldo mínimo, donde en los negocios medianos y grandes no han tenido mayor efecto, pues allí se pagan salarios mayores, pero sí en las mypes, lo que provoca que haya mayor informalidad.

El problema de las mypes está por el tema de la sostenibilidad. Ya el escenario es insostenible por el tema de costos, entonces, la lucha contra la informalidad en la venta cada día los debilita un poco más. Tiene que haber incentivos para ser formal, pero vemos que hay desaliento.

Además de la inflación, se ha anunciado una crisis alimentaria con mayor presencia para el último trimestre de este año, ¿cómo han tomado esta noticia?

La crisis alimentaria se va a producir por el conflicto entre Rusia y Ucrania. Recuerda que Rusia nos provee del 70% de fertilizantes, el otro 30% nos provee China; entonces, la falta de fertilizantes va a llevar que la producción disminuya, en consecuencia, habrá menos productos en el mercado y como segundo impacto es el incremento de los precios porque habrá escasez.

Entonces, si ya tenemos una situación de inflación alta, generada, en una primera etapa, por el contexto político que viene desde el año pasado, la falta de inversión en el Perú, la salida de casi US$ 20,000 millones de inversiones, entonces, se está generando una crisis económica que empezó en el 2021.

No es cierto que el conflicto nos haya traído una crisis, ya traíamos una mochila puesta desde el año pasado, desde que asumió el cargo el presidente actual por la falta de confianza en el sistema; entonces, vemos que ya teníamos un incremento en los precios de los productos entre 25% a 30% y que la crisis alimentaria, por escasez, va a generar otro impacto, en consecuencia, podemos tener una situación alarmante en cuanto a subida de precios.

¿Cree que el retiro del 100% de las CTS y la liberación de hasta 4 UIT de las AFP ayudará a las familias a enfrentar esta crisis?

Creemos que son unas medidas totalmente inadecuadas. La AFP es el único sistema de pensiones que tenemos actual. Puede que tengamos diferentes opiniones sobre la rentabilidad o la eficiencia de las AFP, pero tenemos que ser conscientes que es ampliamente más sólido y sostenible que el sistema de pensiones que teníamos en el pasado; entonces, resulta poco responsable y técnico destruir el único sistema de pensiones sin tener una alternativa de pensiones para el futuro.

Lo que ha ocurrido es que a esa gente que se le ha dado la opción de que retire su dinero, ¿cómo va afrontar su vejez cuando ya no va a tener que trabajar? Además, el ingreso de estos dineros que vienen producto del retiro de la AFP y de la CTS, va a generar una inflación mayor, y no es el momento adecuado para meterle una dosis importante de dinero al mercado, porque es un dinero de consumo, no de inversión, lo que necesitamos es poner dinero de inversión para activar la producción y en consecuencia el consumo.

Volviendo al tema de la crisis de alimentos, ¿perciben que se vienen tomando medidas para reducir esta alarmante situación?

Hasta el momento no hemos tomado ninguna medida como país. Se había establecido un fondo para compensar la falta de fertilizantes, de unos S/ 90 millones, pero ya se evaluó que va a ser un poco menos, pero este es un apoyo mínimo.

Creemos que lo que se necesita es un conjunto de medidas que tengamos que adoptar como país para evitar el impacto económico y eso no se está haciendo. Acaba de irse un ministro de Agricultura que no tiene el perfil técnico para ocupar ese cargo.

Aquí tienen que juntarse el MEF, Midagri, llamar a los expertos en temas alimentarios y juntos con los productores, establecer cuáles serían los mecanismos.  

En Lima, muchos gremios empresariales ya han solicitado el cambio total del Gabinete de Aníbal Torres, ¿ustedes han tenido alguna postura particular?

Nosotros siempre hemos sido bastante mesurados con nuestros pedidos, porque creemos que lo que se necesita es tomar medidas adecuadas. El Gabinete y los técnicos que tienen, no están a la medida de la necesidad.

El problema no son los profesionales que están allí, ellos, por último, no tienen la culpa, los han llamado. El asunto es la visión del Gobierno, del presidente y de los partidos políticos que respaldan a este Gobierno, no cambie. Van a seguir convocando la misma calidad de gente; o sea, cambiaremos de ministro, pero siempre van a tener la misma orientación negativa de visión de país.

Tienen una visión ideológica que no se puede compartir, alejada de la realidad y en base a eso juegan con las personas que ponen en cada Gabinete, todos tienen el mismo perfil de atacar a la inversión, destruir la estructura democrática, hacer confrontaciones en el tema de la confianza que se debe tener como país.

¿Cuál es la expectativa que tienen como empresarios de La Libertad, respecto a esta crisis interna e internacional?

La expectativa es que todos quisiéramos que la crisis internacional acabe. Hemos caído en una situación que no teníamos prevista y menos que dure tanto tiempo. Ahora, en cuanto a la situación política creo que hay una percepción importante de la ciudadanía que está viendo que este Gobierno no tiene ninguna voluntad conciliadora de hacer un manejo democrático. Esperemos que, de manera legal, dentro del marco constitucional, se den las salidas que deban darse.

Este Gobierno muestra una serie de falencias, inclusive en el tema de corrupción, donde no ha deslindado, sino que termina cada vez más envuelto, peor aún todavía da muestras de proteccionismo.

Suscríbete a InfomercadoBoletín Semanal por Email

Descubre el mejor resumen de noticias.

Es solo un email a la semana. ¡No te llenaremos la bandeja de entrada! Además, puedes salirte cuando quieras.

Protegido por reCAPTCHA y la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.