Seis puntos a considerar antes de contratar a un contador trucho

Seis puntos a considerar antes de contratar a un contador trucho

Seis puntos a considerar antes de contratar a un contador trucho
5 (100%) 1 vote[s]

Contratar a un contador no es nada fácil. Porque muchas veces los emprendedores no toman en cuenta que su trabajo es de altísima confianza y responsabilidad.

Si eres emprendedor y contratas a alguien solo para que te «maneje las cuentas» puedes correr gran riesgo.

Es por ello que te recomiendo estos seis consejos para tener en cuenta antes de contratar a un contador de ocasión. Acompáñame a leer esta triste historia.

1. Lo barato sale caro

Cuando contrate un contador, no le diga «solamente quiero que declare mis impuestos» porque nos suena a «cóbreme 50 soles».

Es posible que encuentre a alguien con tal disposición, pero, eso sí, cuando te toque asumir responsabilidades tributarias, con seguridad usted le pagará a Sunat todo lo que se ahorró con el contador.

2. Haz tú mismo los pagos

No permita que su contador se haga responsable de los pagos de sus impuestos. Que él haga los cálculos y tú debes ser el que pague.

¡Si te contara cuántos contribuyentes han sido estafados, perderás la fe en la humanidad!

3. Solicita Estado de Adeudos

Cada cierto tiempo, solicita un Estado de Adeudos a Sunat, porque los contadores tenemos la potestad de solicitar fraccionamientos sobre deudas de las que tú jamás podrías enterarte, pero que es posible que termines pagando.

La famosa clave SOL nos da acceso a ciertas opciones sin necesidad de aprobación del contribuyente.

4. Pide devolución de documentos

Entrega sus documentos al contador para sus declaraciones y cada mes (en la medida de lo posible) pide que te los devuelva, así también solicita sus libros para revisión.

Leer Más  Sunafil supervisa cumplimiento de derechos laborales de trabajadoras del hogar

Esto es, porque cuando decidas cambiar de contador, por ejemplo, lo que te darán serán excusas y, a tanta insistencia, te entregarán libros que solamente ellos sabrán lo que dice, porque los llenarán con letra ilegible, apurada y desordenada (si es que no desaparecen) entre otros múltiples casos.

5. Sé sincero con tu contador

Recuerda que tu contador en una fiscalización es tu defensor, por lo que es imprescindible que seas sincero con él, caso contrario no podrá ayudarte.

6. No solo es hacer declaraciones mensuales

Tu contabilidad no se limita únicamente a declaraciones mensuales, sino que, implica llevar libros contables, legalizados dentro de plazo, cálculo de impuestos, cálculo de intereses si pagas fuera de plazo, asesoría contable, tributaria y laboral, atención de requerimientos, aporte de ideas, establecer procedimientos, entre otros.

No nos pagas «solamente por declarar» y si así lo haces, entonces nos pagarás mucho más cuando necesites hacer todo lo que no se hizo en un año en 5 días, que es el tiempo que Sunat te brinda para iniciarte una auditoria.

Reza un dicho «lo barato sale caro» y eso se aplica a muchos aspectos en la vida.

Así que, si vas a ahorrarte un poco de dinero, te recomiendo que no sea con tu contador, menos en estos tiempos en donde ni nosotros deseamos trabajar por importes que no cubren las responsabilidades que asumimos o los riesgos inherentes a la profesión ocasionados en su mayoría por ti, querido contribuyente.