fbpx

Pietà: la marca de ropa confeccionada por presos peruanos para celebridades

Pietà: la marca de ropa confeccionada por presos peruanos para celebridades

La marca Pietà le brinda a los presos la oportunidad de desarrollar un trabajo remunerado y reducir su condena. Lo más importante es que se les ayuda a convertir en personas útiles y se les reinserta a la sociedad.

Los encarcelados se encargan de cortar, remallar y sellar las prendas de fino algodón que son ofrecidas por internet y han sido adquiridas por celebridades como los cantantes Pharrell Williams y Maluma.

LA IDEA DE NEGOCIO

El artífice de este negocio es el diseñador y empresario francés Thomas Jacob, que se interesó de las habilidades manuales de los presos – y no en su pasado – luego de asistir a una obra de teatro en una cárcel limeña.

Allí, los reos le contaron la necesidad de trabajar en el rubro de la costura, pues dentro del establecimiento penitenciario tenían máquinas de coser y contaban con conocimientos. Así fue que surgió la idea de crear Pietà.

La marca que significa “piedad” en italiano, tiene un logo que consiste en cuatro rayas verticales y una horizontal, una simulación de lo que dibujan algunos presos para contar sus días de reclusión.

LOS DESAFÍOS

Pietà, inició en 2012 y hasta la fecha han vendido casi 200 mil prendas y se produce unas mil por semana. Sin embargo, no todo es color de rosa para este negocio.

Uno de los desafíos que Jacob señala, es que varios de los 30 presos costureros abandonan el grupo cada semestre por diversos motivos: salen en libertad, son trasladados a otras prisiones o por voluntad propia.

Además, de su casi nula experiencia en el rubro de las confecciones o su escasa preocupación por los acabados de las finas prendas, un punto importante para el diseñador francés. Pero luego de eso, la relación entre empleador y empleados, es la misma que cualquier otro taller.

Leer Más  Los mejores comerciales de Navidad 2018

Cabe precisar que los presos no solo se benefician con dinero por su labor, sino también, se le reduce un día de cárcel por cada cinco trabajados, de acuerdo con la ley peruana.

Finalmente, el proyecto de Thomas no es el único en las prisiones de Perú, hasta el 2018 la agencia carcelaria calculó que 117 empresarios – la mayoría del rubro textil – han firmado convenios con las prisiones para dar trabajo remunerado a los presos del país.

RENZO COSTA

Otra de las empresas que apuesta por la población penitenciaria como fuerza laboral es la marca de cuero, Renzo Costa, que trabaja con el INPE desde el año 2013, dando empleo a cientos de internos a nivel nacional en sus centros de confección de ropa y accesorios.

Según el diario La República en 2018, el caso de Renzo Costa es peculiar, porque  cuatro exinternos laboran actualmente para esta empresa, luego de demostrar su capacidad de trabajo y tras ganarse la confianza de los empresarios cuando aún purgaban condena.

Foto Gestión.pe

Vía Perú retail