Inicio » Entrevistas » Miklos Lukacs: «Se debería fortalecer el Concytec o el Produce y no crear otro ministerio»

Entrevistas

Miklos Lukacs: «Se debería fortalecer el Concytec o el Produce y no crear otro ministerio»

Por: César Flores Córdova

Publicado:

Actualizado: 06/10/2021 a las 12:53 pm

Miklos Lukacs es un experimentado investigador en ciencia, tecnología e innovación. Su formación profesional la ha realizado en universidades de Chile, Reino Unido y Nueva Zelanda; además, ha sido consultor de la FAO.

Dialogamos con Miklos Lukacs para conocer sus impresiones sobre el desarrollo del concepto de innovación en Perú; además, tener su opinión sobre el anuncio de la creación de un Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación.

En todos lados se habla de innovación…

La innovación no es necesariamente la creación de algo nuevo pues muchas cosas surgen de otras que ya existen o son reinterpretadas y derivan en un nuevo producto, servicio o proceso. La cultura de la innovación promueve la creatividad, es una búsqueda de soluciones, de agregar valor. El problema es que estas palabras se convierten en mantra, en palabras mágicas. Se piensa que por el solo hecho de pronunciarlas ya confiere una categoría especial. Hay empresas u organizaciones que no son innovadoras pero hacen uso del concepto para tratar de dar una imagen de cultura de cambio. Esa cultura cuesta, tiene que haber preparación, formación, escaneo de oportunidades, leer la temperatura económica y política. La innovación es un proceso complejo,

¿Innovación significa inversión potente?

Ese es el gran problema en los países con pocos recursos. En Perú, solo el 0.16% del PBI se utiliza en innovación. Esto palidece con cifras de Brasil, Singapur o Corea del Sur. Se requiere una alta inversión y se debe saber que son costos hundidos, es decir, recursos que no los vamos a recuperar. Culturalmente, en Perú hay una limitación porque las empresas tienen pocos recursos y deben atender gastos operativos inmediatos. Los excedentes podrían ser utilizados en innovación. Por otro lado, en economías donde no hay respeto a la propiedad intelectual tampoco hay incentivos para innovar. Si inventas algo, te lo copian. Preferimos guardar la plata antes de rifarla porque nadie asegura que una innovación tendrá éxito. El porcentaje de fracaso es un muy alto y nadie está dispuesto a asumir ese riesgo.

Si el dinero es muy importante en la innovación, ¿debemos innovar por procesos? La disruptivas son casi imposibles…

Las innovaciones disruptivas en el mundo son un tiro al aire, es como ganarse la lotería. Nadie, deliberadamente, dice que va a generar una innovación disruptiva pues eso trasciende la capacidad de las personas. Al inicio se piensa algo para un uso específico, pero se vuelven disruptivas porque trascienden la dimensión de aplicación de esa innovación. El problema en el Perú no son las innovaciones disruptivas sino las incrementales por la falta de incentivos para innovar, por cuestiones de idiosincrasia y culturales, el peruano tiene aversión al riesgo y prefiere la plata bajo el colchón porque hemos sufrido necesidades y es mejor resguardarla.

En Latinoamérica se intenta replicar la experiencia de Sillicon Valley. ¿Es conveniente este propósito?

La intención es buena, pero para generar parques o clúster de innovación no solo hay que construir infraestructura. Se tiene que analizar si hay demanda interna por innovación, es decir, generar nuevos productos y servicios, y que haya interacción entre las empresas que conforman un clúster. Eso no existe.

¿Sería mejor hacer parques industriales en Perú?

No. Antes de empezar a innovar lo que se debe hacer es educar. Es como tener un tremendo auto, pero no sabes manejarlo. De nada sirve mejorar el auto sino sabes conducirlo. Para ello necesitas capacitación y eso no ocurre. Para que el Perú mejore su output de innovación se tiene que preparar a los cuadros que participarán en el proceso creativo. También hay que determinar en qué áreas podemos ser buenos en innovación. En nuestro país, por ejemplo, podemos innovar en gastronomía, calzados, plantas medicinales, técnicas de riego. El Perú debería concentrarse en innovaciones de baja y mediana intensidad.

Miklos Lukacs brindó una conferencia para autoridades locales y regionales en la Municipalidad Provincial de Piura.

¿Debemos ser un país boutique?

Es una apreciación correcta porque hay países que hacen cosas mejores que nosotros y entrar a competir en ello es absurdo. Hay que poner paños fríos a los asuntos porque estamos acostumbrados a temas grandilocuentes. En la innovación debemos ser muy precisos porque son procesos complejos. Hay un concepto en la innovación: «Learning by doing», aprender haciendo.

En las startups, ¿estamos buscando el unicornio peruano?

No está mal tener estas iniciativas a pesar de nuestros problemas estructurales y creo que las incubadoras de negocios son una buena alternativa porque encuentran nichos. Sin embargo, no necesariamente hay que buscar ‘unicornios’, eso sería un error porque esas empresas no se buscan sino que surgen como innovaciones disruptivas. Deben crearse startups, que se les apoye financiera y técnicamente, que los innovadores tengan exposición. Podemos aplicar innovaciones más locales e incrementales.

El anuncio de un ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, ¿cómo lo evalúa?

Me parece un absurdo porque no hay una masa crítica de innovadores, no tenemos suficiente demanda interna, el sistema legal no protege a los innovadores, hay una serie de problemas estructurales que impiden que pasemos a ese segundo nivel. Cada vez que se crean estos ministerios no serán poblados por técnicos sino por la burocracia.

¿Deberíamos fortalecer Concytec?

Fortalecer Concytec o el Produce con su paquete de financiamiento para innovadores. El gobierno de Humala hizo bien en ciencia y tecnología, a pesar de algunos malos funcionarios. Produce hace un gran trabajo. Creo que Concytec podría tener un rango viceministerial en Produce. Otro ministerio me parece un absurdo.

Innovación en mypes, ¿cómo enfocarlas?

Allí se debe empezar la innovación porque el 98% de nuestras unidades empresariales son micro y pequeñas empresas, y la inmensa mayoría está fuera del sector formal. Se pueden hacer en ellas innovaciones de carácter organizacional, formalizarlas, que aprendan de planificación y estrategia. Son innovaciones previas de carácter organizacional.

¿La tecnología va a remplazar al hombre?

Hay que ser responsable al hablar de estos temas sino la gente se asusta. Lo que si debemos decir es que va a haber una disrupción muy fuerte en el mercado laboral porque, a partir de las tecnologías disruptivas como la inteligencia artificial, la robótica, el blockchain o la computación cuántica, las tecnologías que van a desplazar al ser humano. Por ejemplo, los contadores, los meseros, los cocineros ya pueden ser automatizados. En las ingenierías o la medicina no habría un reemplazo pero sí un complemento. El problema es que no todos los países harán la transición de la economía industrial a la posindustrial o digital que se viene. ¿Qué va a pasar con esos millones de personas que serán reemplazadas por la automatización? Allí está al drama.