fbpx

iSumak: El sueño de una adolescente que se convirtió en negocio

iSumak: El sueño de una adolescente que se convirtió en negocio

Cuando Génesis Garavito  era una adolescente sentía fascinación por la bisutería. Sus preferidos eran los collares.  En el 2013, un amigo comenzó a importar productos de China y ahí conoció una mayor variedad de joyas. Recién  en el 2015 se animó a importar joyas para su uso personal.

Su buen gusto se notó inmediatamente porque sus amigos le preguntaban dónde los compraba. En ese momento se dio cuenta que ahí había una oportunidad de negocio. Su tienda virtual de bisutería fina la inició en el 2015. Ese proyecto se consolidó, pero dos años después decidió cerrarlo.

Este año decidió retomar su proyecto y darle un nuevo giro. Hasta ahora, le ha funcionado.

Génesis es  ahora una estudiante del penúltimo ciclo de Negocios Internacionales en el instituto Zegel Ipae y sus estudios le han permitido reinventar lo que ahora es iSumak

Los inicios

El negocio, en el 2015, comenzó llamándose «Loca Bazar». No obstante, este nombre trajo controversia, pues de acuerdo con Génesis, a la mitad le encantaba el nombre del negocio porque reflejaba el gusto de la mujer por comprar accesorios que realcen su belleza. Pero, a la otra mitad, no le parecía nada bien porque les sonaba ofensivo.

«Fue un poco complicado el tema del nombre porque no estaba pensado para ofender a nadie, pero bueno, aun así logré captar muchas clientas, en su mayoría jóvenes y adolescentes».

El marketing boca a boca fue fundamental para «Loca Bazar».

«Al principio, en 2015, empecé vendiendo los productos a las personas de mi entorno. Después, un amigo me dio la idea de formalizar el negocio; es decir, crear redes sociales, un correo electrónico para pedidos y subir material audiovisual para mostrar más las joyas que traía. En palabras sencillas, diseñé mi propia tienda virtual», señala.

Después de la formalización del negocio, la tienda virtual logró captar varios clientes y así se mantuvo hasta el 2018, cuando la propietaria decidió cerrarlo por cuestiones personales.

Leer Más  El cacao piurano continua como el más cotizado en Europa

Nueva imagen

La tienda virtual de bisutería fina estuvo cerrada por un año, pero desde diciembre de 2018, Génesis tenía la idea de retomarlo. «En el mes de diciembre, evalué la posibilidad de volver a abrir, pero con algunos cambios. Primero, quería buscar un nombre nuevo para la tienda virtual y eso fue complicado. Yo quería algo que refleje lo que iba a ofrecer. Mi primera opción de nombre fue iBeautiful, pero el problema era que no todos saben hablar inglés, entonces la pronunciación se iba a hacer complicada», refiere. «Hasta que alguien me dio la idea de buscar el significado de «hermosa» en quechua y lo encontré y me gustó. Ahí nació iSumak, y ha llegado para quedarse», agrega.

Antes de comprar los productos de bisutería, Génesis se dio el tiempo de ir a tiendas de bisutería como Isadora y Doit con el fin de no traer modelos que estén en tienda. La emprendedora realizó una inversión de S/ 4,500 en bisutería, procedente de China y Colombia.

En febrero de 2019, una de sus amigas se encontraba realizando un showroom donde participarían varios negocios de distintos rubros. «Este evento fue el 12 de febrero y fue una gran oportunidad para dar a conocer iSumak nuevamente. Ese día vendí muchos productos y mis clientas quedron encantadas».

iSumak se encuentra presente en Facebook e Instagram. Este negocio busca, a parte de embellecer a la mujer con accesorios finos, ayudar al emprendedor, dándole la oportunidad de vender sus productos.

«Hay personas que quieren emprender en un negocio de este rubro, pues la bisutería sí te da ganancias, por ejemplo yo he llagado a ganar 1000 soles semanales, pero a veces estas personas no tienen el dinero para invertir. Es ahí donde iSumak busca ayudar al emprendedor; es decir, como yo sí tengo el dinero para adquirir los productos, los compro y a las personas interesadas en generar ingresos extra se los doy para que los vendan a un precio donde ganan ellos y gano yo».

Leer Más  Parques industriales en regiones deben apuntar a la exportación, afirma la SNI

Exclusividad de productos

A pesar de que es una tienda de venta al por mayor, iSumak no trae modelos en cantidades masivas con el fin de ofrecer exclusividad a sus clientes.

«Los productos no los compro solamente pensando en mis gustos. Los criterios que tomo en cuenta son el clima de Piura, los colores, estilos de la mujer (casual y elegante), y las tendencias de moda en bisutería (soutache). Además, de algunas revistas internacionales».

En iSumak, el pago es contraentrega y el precio del delivery está incluido en el precio del producto. Los lugares de entrega son en los centros comerciales o en el centro de Piura.

Génesis considera que es complicado vender productos por Internet, pues existe desconfianza por parte del consumidor piurano. «Las personas quieren ver el producto y se lo quieren probar, por ello, en mis redes sociales, trato de que las características del producto se vean reflejadas tal cual en el material audiovisual que preparo». La propietaria de este negocio espera ganar más clientes con la tienda virtual hasta lograr consolidarse y poder abrir una tienda física.

Catálogo virtual de iSumak.