fbpx

Alitas quebradas: una buena opción para comer alitas

Alitas quebradas: una buena opción para comer alitas

John Pacherres es administrador de empresas y trabaja como asesor de finanzas en Caja Piura. En 2016, su pasión por la cocina lo llevó a abrir su propio negocio: Alitas Quebradas.

En 2015, John se encontraba en un viaje de intercambio en China. Durante su pasantía por el país asiático tuvo la idea de preparar y vender comida peruana a los estudiantes que vivían en la misma residencia.

Lo que comenzó como una simple idea se convirtió en un buen negocio, que le generó buenas ganancias.

Al regresar a Perú vino consigo la idea de abrir un negocio de comida. Es así como en octubre de 2016, junto con una amiga, decidió abrir Alitas Quebradas.

Este negocio se dedica a vender alitas de pollo de diversos sabores: bbq, natural, teriyaki, maracuyá, coca cola y picante casero.

Las lluvias los mataron

Las alitas salían a pedido de jueves a domingo. Sin embargo, la baja venta de los productos y las lluvias del 2017, llevaron a que el negocio se cierre.

En septiembre de 2018, decidieron mejorar la idea de negocio para poder retomarlo.

Esta vez harían algunos cambios: quitarían algunos sabores e incorporarían otros nuevos, manejarían mejor las redes sociales y en dicha plataforma promocionarían más su negocio.

Recuperación

Con estas ideas el negocio prosperó. «La primera parte de nuestro negocio solo eran pérdidas, en cambio, ahora ya podemos ver cifras verdes», comenta John.

Si reservas tus alitas antes de las 11:00 a.m. la porción de S/ 15 te sale a S/ 12.

El servicio es solo de delivery, el cual es gratis para algunas zonas. Las que se encuentran fuera del área, el costo es de S/2.

Negocio ecoamigable

Alitas Quebradas es un negocio amigable con el medioambiente, ya que los desperdicios orgánicos se donan a un refugio de animales. Además, los desperdicios vegetales se destinan a una empresa que fabrica de abono orgánico.

A partir de marzo, van a cambiar sus envases de tecnopor por los de polipapel.

Crecimiento sostenible

A la fecha, Alitas Quebradas atiende a 35 clientes de jueves a domingo lo cual genera un 65% de rentabilidad monetaria a los propietarios.

«El sabor más vendido es el de bbq», asegura Pacherres.

Alitas Quebradas también le da al cliente la posibilidad de personalizar sus propios pedidos.

«Hemos visto que el negocio crece semanalmente, por lo que tenemos proyectado abrir un local a más tardar en julio de este año», afirman los propietarios.

Los pedidos se pueden realizar por Facebook o al 910 397 203.