Tendencias

Topitop: De vender ropa en la calle a exportar sus productos a Estados Unidos y Alemania

Topitop ha generado ventas que superan los US$100 millones al año, gracias a su producción de más de 10 millones de prendas mensuales. Asimismo, la compañía otorga empleo a más de 10 mil personas.
Por Gabriela Bárcena
4 minutos
TopiTop
Publicidad

Topitop es una de las empresas líderes en venta de ropa en el Perú, y con 35 años de creación ya tiene más de 70 tiendas a lo largo del país. Este éxito se alcanzó por Aquilino Flores y sus hermanos, quienes en 1983 decidieron ir por sus sueños y crear la compañía.

Hasta 2007, la empresa se llamó Topy Top, hasta que los hermanos Flores decidieron cambiar el nombre por Topitop, una marca que logró calar profundamente en el mercado peruano y posteriormente, en países como Estados Unidos y Alemania.

Aquilino Flores, el protagonista de una historia de éxito

Aquilino Flores, el creador de Topitop, nació en Huancavelica en un hogar con una economía precaria. Por ello, con solo 12 años decidió viajar a Pisco para trabajar en el apañamiento de algodón.

Tiempo después, en la década del 60, viajó a Lima y trabajó en muchos lugares, desde un lavado de autos, hasta vender ropa en las calles.

Cabe destacar que el joven tenía mucho potencial para los negocios, lo que le sirvió para comenzar el imperio que actualmente posee.

Luego de vender prendas en la calle, se dio cuenta que era un mercado que podía explorar. De esta manera, en los 70, compró máquinas de coser con sus ahorros y abrió su propio taller de confección.

Asimismo, decidió pagarle los pasajes a sus hermanos Carlos, Marco, Armando y Manuel, y juntos emprendieron de manera informal, pero a pesar de esto, el público recibió muy bien su negocio, por la calidad de sus productos, contó Aquilino para la revista Lidera de la PUCP.

Gracias a esto, en 1983, los hermanos Flores fundaron Topy Top S.A., bajo una filosofía que hasta el día de hoy mantienen: precio, moda y calidad, contó el empresario.

Por otro lado, una de las principales limitaciones que tuvieron que enfrentar, fue el financiamiento, pues ningún banco confiaba en Aquilino. Esto no lo derrotó, insistió tanto hasta obtener préstamos que le permitieron expandir el negocio.

El camino de Topitop

Uno de los momentos más resaltantes en la historia de Aquilino, es cuando un comerciante de Desaguadero, una ciudad ubicada en la frontera entre Perú y Bolivia, le pidió confeccionar 10 mil camisetas de colores, se cuenta en un artículo de Daniel Córdova, exdecano de la Facultad de Economía de la UPC.

Luego, en 1986, los hermanos abrieron la primera tienda en Lima, y posteriormente en Arequipa, Piura, Trujillo y poco a poco llegaron a más regiones del Perú.

Era tanta la demanda que Topy Top tenía en casi todos los departamentos del Perú, sobre todo por sus vendedores mayoristas, que tuvieron que invertir mucho más en material y maquinas, para garantizar la calidad, pues ya se había desarrollado la manufacturación y el estampado, contó el empresario para la revista Líder.

En 2007, la empresa pasó a llamarse Topitop y actualmente Topitop cuenta con 63 tiendas en Lima Metropolitana y 14 distribuidas en Curco, Loreto, Piura y Arequipa.

Exportación

En 1995, Topitop abrió su primera planta modelo para exportación de sus productos. Dentro de los destinos destacaban Argentina, Chile, Brasil, Ecuador, Paraguay, entre otros países.

Para 2005, la compañía se había posicionado como la primera empresa peruana en exportar productos textiles al extranjero, según el portal de la empresa.

Además, en 2006 ampliaron los mercados, llegando también a Venezuela. En la actualidad, Topitop exporta el 70% de su producción, y sus destinos principales son Estados Unidos y Alemania.

Crecimiento y proyecciones

Topitop ha generado ventas que superan los US$100 millones al año, gracias a su producción de más de 10 millones de prendas mensuales. Asimismo, la compañía brinda empleo para más de 10 mil personas.

Por otro lado, en 2019 la empresa desarrolló su plataforma e-commerce, la cual se fortaleció con la llegada de la pandemia por el covid-19.

Gracias a esta plataforma, se alcanzó un crecimiento del 450% en sus ventas en los últimos años, por ende, para el 2023, Aquilino espera que la tienda virtual sea la principal.

Finalmente, la compañía de ropa espera que al finalizar el 2022, puedan abrir al menos 8 tiendas más, luego del gran impacto que dejó la pandemia.