Emprendimientos

The Sugar Wax: el emprendimiento que ofrece soluciones para depilarse sin dolor y ecofriendly

A 2 años de su creación, The Sugar Wax ya se perfila como una revolución para la depilación con el sugaring.
Por Verónica Delgado
The Sugar Wax

Buscando cómo convertir un momento de dolor en disfrute, nace The Sugar Wax. Este emprendimiento peruano se presenta como una alternativa para mujeres y hombres que se depilan y quieren hacerlo con el menor grado de dolor posible.

The Sugar Wax ofrece un kit con todos los implementos para depilarse uno mismo: un tarro de 535 gramos de cera fría hecha a base de azúcar, bandas reusables de muselina, bandas descartables, aplicadores de madera y las instrucciones. Todo ello es entregado en una bolsa de tocuyo, convirtiendo a la marca en una opción, además, ecofriendly.

A pesar de que el inicio fue difícil, este emprendimiento limeño ha logrado encontrar su espacio en el rubro de los productos de cuidado personal. Actualmente, venden entre 150 a 200 tarros de cera al mes.

The Sugar Wax
The Sugar Wax se presenta como un emprendimiento que promueve la depilación sin dolor a través de una cera en frío, además de ser un negocio eco amigable por los materiales que utiliza.

Partiendo de una experiencia propia

Después de haber tenido una mala experiencia con la cera caliente, Valeria Barboza y Mikela Merino decidieron probar con otro producto. En enero del 2020, empezaron a usar la cera fría con la que ahora trabajan. “Nos dimos cuenta que no nos dolía ni nos causaba irritación en la zona depilada. En febrero dijimos ‘hay que hacer que todo el mundo la conozca”, indica Valeria.

Sin embargo, con la llegada de la pandemia los planes tuvieron que retrasarse. Ambas se enfocaron en la universidad y en octubre retomaron los planes. Se aliaron con Gustavo Torres y entre los 3 ‘cranearon’ bien el propósito del producto.

Aprovecharon ese tiempo para hacer un estudio de mercado. “Queríamos hacer bien el emprendimiento, así que le escribimos a la gente que había usado esa cera para saber si les había dolido o tuvieron alguna reacción alérgica. Hicimos entrevistas y encuestas y todos nos hablaron maravillas de la cera”, explica una de las fundadoras de la marca.

“Nos dimos cuenta que no nos dolía ni nos causaba irritación en la zona depilada. En febrero dijimos: hay que hacer que todo el mundo la conozca”

A mediados de diciembre fue el lanzamiento oficial. Lejos de que la pandemia fuera un impedimento, se convirtió en una oportunidad. Valeria considera que si las cosas hubieran seguido con normalidad, hubieran vendido muchísimo menos. Debido a la cuarentena, las personas se acostumbraron a hacer tareas en casa.

“Se abrió un abanico de clientes: gente que va al spa a depilarse, aquellos que quieren que un profesional vaya a su casa; y las personas que prefieren hacerlo por sí solas, pero en la comodidad del hogar. La pandemia fue el mejor momento, justo o correcto”, dice.

El comienzo fue duro porque era un producto nuevo, pero poco a poco fueron creciendo y en febrero del presente año despegaron.

Depilación
En un negocio enfocado en el cuidado personal como es este, la atención al cliente antes y después de la compra es vital. Por ello, están constantemente respondiendo las consultas de los usuarios a través de llamadas o videollamadas.

Atención al cliente

“Al ser un producto para el cuidado personal es muy importante la publicidad boca a boca y el trato con el cliente. No podemos dejarlo varado”, sostiene Valeria.

En este sentido, los 3 se turnan para darle una atención personalizada a los clientes. Además de las instrucciones que envían junto a cada kit, hacen un seguimiento y, si surge alguna duda, responden por audio o video llamada.

Tratar al cliente uno a uno y contarle del producto (instrucciones y composición) ha sido fundamental para que confíen en la marca y la recomienden a amigos y familiares.

El crecimiento ha sido lento, pero seguro para The Sugar Wax. Este año lograron enviar sus kits a la mayoría de ciudades del país. Trujillo, Arequipa, Puno, Piura, Ica, Iquitos y Jaén son solo algunos de los lugares donde ya tiene presencia esta marca limeña.

Sin duda alguna, los mejores meses han sido noviembre y diciembre de este año, ya que duplicaron sus ventas.

Crear una revolución

Para los creadores de este emprendimiento, el surgimiento de nuevos negocios que apunten al mismo rubro es positivo porque los motiva a esforzarse más. “Nos da ganas de hacer más, aumentar nuestra comunidad y seguir trabajando por un propósito que no es solo vender cera en azúcar, sino crear una revolución”.

Hoy en día, Valeria, Mikela y Gustavo se encuentran más seguros de lo que están haciendo y hacia dónde se dirige The Sugar Wax, y es un sentimiento que reafirman con cada comentario positivo que reciben en el día a día.

“Hemos aprendido a dejar una buena imagen y aprender de nuestros errores. Ha sido un año lleno de aprendizaje y adaptación para cada uno”, resume Valeria. Y en todo este camino, la comunicación y sinceridad entre los tres ha sido clave.

A corto plazo, quieren lanzar más alternativas de sus packs, variando el tamaño, por ejemplo. Y, más adelante, buscarán aliarse con marcas o empresas que ofrecen el servicio de depilación a domicilio para servirles como proveedores de cera.

Por ahora, The Sugar Wax seguirá enfocándose en ser la mejor opción, la menos dolorosa y la más ecológica para las personas que deciden depilarse.

Datos de contacto:

  • Instagram: @thesugarwax
  • Productos: Kit de depilación y gel calmante corporal
  • Envíos: A nivel nacional
  • ¿Quieres contar tu historia de emprendimiento? Escríbenos.
Suscríbete a InfomercadoBoletín Semanal por Email

Descubre el mejor resumen de noticias.

Es solo un email a la semana. ¡No te llenaremos la bandeja de entrada! Además, puedes salirte cuando quieras.

Protegido por reCAPTCHA y la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.