Emprendimientos

Super Fly: La historia del agricultor trujillano que creó un insecticida no tóxico

El Fenómeno de El Niño Costero de 2017 lo dejó casi quebrado, pero gracias a sus habilidades en el control de plagas, pudo crear uno de los insecticidas líderes en el mercado peruano.
Por Gabriel Naquiche Publicado: Últ. actualización: 5 febrero, 2024 11:12
5 minutos
Publicidad

Iván Cruz, un hombre de origen humilde destinó gran arte de su vida a la agricultura, desde muy joven ayudaba a cultivar diversos productos agrícolas en la chacra de sus padres, en Huanchaco (Trujillo) muy cerca al complejo arqueológico Chan Chan. Iván, es el penúltimo de sus ocho hermanos. Su infancia estuvo combinaba con sus estudios escolares y labores agrícolas, actividad que se convirtió en su sustento económico en su hogar.

A medida que crecía, Iván completaba sus estudios básicos, pero la tradición del campo le exigía continuar trabajando en las tierras familiares ubicadas en un área arqueológica; estas tierras están sujetas a restricciones por el Ministerio de Cultura y limitaban su uso exclusivo para la agricultura, por ello, tuvo que seguir cultivando estas tierras.

No obstante, a medida que pasaba el tiempo, a sus 20 años se dedicó a incursionar en el cultivo alternativo y con la llegada de la tecnología en el manejo del riego tecnificado,  se especializó en el cultivo de hortalizas como el tomate y con ello aprendió a controlar los insectos que amenazaban a este tipo de cultivo y con este conocimiento empírico le brindó habilidades para manejar las plagas. «El control de plagas me ha permitido adquirir un entendimiento más profundo de la química«, comparte Iván en una entrevista con Infomercado.

Iván junto a esposa, quien lo acompañó desde que inició este negocio.

Inicio del emprendimiento

En el 2017, el Fenómeno de El Niño Costero arrasó con casi toda la agricultura del norte del país, entre estos afectados se encontraba Iván, quien quedó quebrado por las grandes pérdidas que tuvo en la agricultura y con ello empezó a acumular deudas que le preocupaban para su estabilidad familiar.

En esta situación es cuando surge la necesidad de generar un emprendimiento y utilizó su experiencia en el manejo de los agroquímicos que utilizaba para combatir las plagas agrícolas, así creo la fórmula para un insecticida casero que le permitió combatir a las moscas, lo más importante que no era tóxico y no tenía olor. Al inicio solo lo utilizaba para su uso particular, pero algunos vecinos le preguntaban cuál era el secreto para que estos insectos mueran y él solo les compartía un poco de su insecticida casero, sin revelar la fórmula. Pronto se dio cuenta que su producto tenía potencial y que si lo introducía al mercado tendría éxito.

En el 2018, apoyado por su esposa, decidió emprender y creó la marca Super Fly. Empezó a regalar pequeñas muestras a las bodegas y mercados en los sectores populares de Trujillo, aquí tuvo mucha acogida porque su insecticida mataba realmente a las moscas.

«Uno de los desafíos más grande que tuve al inicio fue que mi producto entraba en competencia con marcas ya conocidas y que ya estaban posicionados en el mercado», comenta Iván Cruz.

Después de un arduo trabajo, la empresa se creó el 19 de enero del 2019, posicionándose inicialmente en las zonas populosas de Trujillo, para luego ingresar al competitivo mercado limeño, así como en las regiones de Ancash, Lambayeque, Piura, Tumbes, entre otras.

La primera botella de presentación con la que comenzó Super Fly.

«Mi empresa ha crecido el triple cada año, por eso es que en cinco años hemos logrado un buen posicionamiento en el mercado y tenemos una área de 5,000 m2 para la producción»

Iván Cruz

Super Fly: un producto que no es tóxico

Iván Cruz destaca el impacto positivo de los nuevos métodos de insecticidas selectivos y ecológicos en la reducción de la toxicidad a nivel mundial. En línea con esta tendencia, Super Fly se compromete con la iniciativa de producir insecticidas que minimicen los daños a personas y animales centrándose en combatir únicamente a moscas y zancudos. «El mecanismo de acción de Super Fly se basa en una neurotoxina derivada del tabaco, similar a la nicotina, que actúa como receptor en los sistemas nerviosos de los insectos esta sustancia provoca parálisis y la muerte en segundos«, detalla Iván.

‘Sin olor, no tóxico y de gran poder residual’ es el lema que caracteriza a los productos de Super Fly. «Este es la frase con la que quiero posicionarme en el mercado», subraya.

Producción y distribución

La empresa se dedica a la comercialización y distribución a nivel nacional de insecticidas de uso doméstico como: Super Fly Mata Mosca, Super Fly Plus (para el control de zancudos, pulgas, ácaros, chinches, moscas de ganado, polillas y mosquitos) Super Fly Triple Impacto (contra cucarachas, arañas y moscas), asimismo cuenta con veneno para ratas, champú para perros y pronto contará con presentación en espray.

Además de su amplia gama de productos, la empresa cuenta con puntos de distribución estratégicamente ubicados en Trujillo, Piura, Chiclayo, Chimbote, Lima, Ica, Arequipa, Pucallpa e Iquitos.

Con una visión de expansión, Iván tiene como objetivo alcanzar el 100% del mercado nacional y diversificar su oferta con la inclusión de artículos de limpieza y productos veterinarios, aprovechando la categoría 5 en la que opera la empresa. Asimismo, planea incursionar en el mercado internacional, exportando su exitoso insecticida a países como Ecuador, Colombia, Chile y Brasil.

Celebrando el 5to aniversario de la empresa.