Negocios

S&P rebaja calificación a seis bancos peruanos: ¿Cuáles son?

Según la agencia S&P Global Ratings, la decisión se basa en la estrecha relación entre la salud financiera de estas entidades y la situación soberana del país.
Por Valeria Crespo
3 minutos
S&P

La agencia S&P Global Ratings rebajó la calificación de seis bancos peruanos, reflejando la influencia de un panorama político fragmentado y desafiante en el país.

Este cambio incluye una reducción en las calificaciones de largo plazo tanto en moneda extranjera como local.

Asimismo, impacta directamente en la confianza del sector privado e implica un costo de oportunidad para el crecimiento económico.

¿Cuáles son los bancos a los que S&P rebajó su calificación?

BCP
S&P proyecta que el complejo panorama político en Perú persista en el período previo a las próximas elecciones presidenciales y del Congreso.

S&P rebajó las calificaciones de seis bancos peruanos líderes, entre ellos se encuentran:

  • Credicorp
  • Banco de Crédito del Perú (BCP)
  • MiBanco
  • Scotiabank
  • BBVA
  • Intercorp Servicios Financieros (IFS).

La decisión se basa en la estrecha relación entre la salud financiera de estas entidades y la situación soberana del país.

S&P explica que es inusual otorgar a los bancos calificaciones superiores a la del soberano en el que operan, ya que es poco probable que estas no se vean afectadas por la evolución de la economía nacional.

¿Según S&P, qué perspectivas estables presentan?

A pesar de estos cambios, las perspectivas de estos bancos ahora son estables, reflejando las proyecciones del soberano.

Esto incluye la expectativa de una recuperación moderada del Producto Interno Bruto (PIB) real y el mantenimiento de la deuda neta del gobierno general por debajo del 30% del PIB durante el período 2024-2027.

¿Cuáles fueron los bancos a los que se les reafirmó las calificaciones?

S&P reafirmó las calificaciones de dos entidades que ya estaban al mismo nivel que el soberano: Interbank y la Corporación Financiera de Desarrollo (COFIDE).

Sus perspectivas también se mantienen estables.

¿Qué obstáculos genera el panorama político?

La agencia prevé que el complejo panorama político en Perú persista en el período previo a las próximas elecciones presidenciales y del Congreso.

Esto limita la capacidad del gobierno para implementar políticas oportunas que impulsen la inversión y el crecimiento económico, lo que representa un costo de oportunidad para el desarrollo, a pesar de los favorables precios del cobre.

Por último, S&P destaca la importancia de la estabilidad política para el crecimiento económico sostenible y subraya los desafíos que enfrenta Perú en este sentido.