Actualidad

Inflación en agosto se desacelera por descenso en precios de alimentos y gasolina

De acuerdo a los últimos datos, la inflación comenzó a desacelerar en julio (8.7%) y, según Scotiabank Research, se estima que continúe por esa tendencia en agosto, afianzando la percepción de que el pico de la inflación se habría dado en el mes de junio (8.8%).
Por Juan Ricardo Fong Renteria
3 minutos
Inflación
Publicidad

De acuerdo a los últimos datos, la inflación comenzó a desacelerar en julio (8.7%) y, según Scotiabank Research, se estima que continúe por esa tendencia en agosto, afianzando la percepción de que el pico de la inflación se habría dado en el mes de junio (8.8%).

En julio la inflación alcanzó un crecimiento mensual de 0.94%, ubicándose por encima de la estimación del consenso del mercado. Los precios de los alimentos explicaron el 34% de la inflación a julio, el 25% fue explicado por los precios de la energía y el 41% restante al alza de precios de la canasta básica.

La inflación subyacente -no toma en cuenta productos energéticos ni alimenticios- pasó de 5.0% en junio a 5.4% en julio, situándose por encima del límite superior del rango meta del BCRP (3%) por octavo mes consecutivo. Las medidas tendenciales de la inflación que elabora el BCRP aún no muestran señales de cambio de tendencia.

Previsión para agosto

Para el mes de agosto, los analistas de Scotiabank esperan una inflación menor a la de julio, debido a la visible corrección de los precios de los combustibles locales, y cercana en términos interanuales al 8%, por ello, la desaceleración de la inflación será más visible.

En agosto, influirá de manera notoria un descenso en los precios de la gasolina, y en menor medida del petróleo y GLP, así como menores precios de frutas, hortalizas y azúcar.

No obstante, estos efectos serían parcialmente contrarrestados por el alza de las tarifas eléctricas, así como el aumentos en los precios de alimentos como productos avícolas y aceite vegetal.

Al resultado de agosto también se le suma una base estadística más alta, ya que la inflación en agosto del año pasado fue de 0.98%. Además, se siguen presentando correcciones significativas en los precios de los commodities y correcciones moderadas en los costos portuarios y precios de fertilizantes.

Precios desaceleran pero expectativas siguen altas

Algunos índices de precios como los de materiales de construcción y los precios de maquinaria y equipo ya muestran una visible desaceleración en sus trayectorias, lo que podría significar menores presiones inflacionarias sobre el Índice de Precios al Consumidor durante la segunda mitad del 2022.

Cabe señalar que desde el 2000 hasta el presente año, el periodo más largo con inflación por encima del rango meta (superior al 3%) fue de 21 meses (desde octubre de 2007 hasta junio 2009). Con el resultado de julio, son ya 14 meses consecutivos en que la inflación se encuentra desanclada del rango meta.

Por último, la encuesta de expectativas macroeconómicas exhibe que los agentes económicos esperan una inflación por encima del rango meta incluso en el 2024, año en el que se espera vuelva a normalizarse.