Actualidad

Rómulo Mucho: “Si se reactivan los proyectos mineros, alcanzaríamos US$ 7 mil millones anuales”

Infomercado se juntó con el exviceministro de Minas del Perú, Rómulo Mucho, quien destacó el trabajo independiente que viene desarrollando el BCR en defensa de nuestra política monetaria.
Por Mirko Campaña Boyer
Últ. actualización: 2 diciembre, 2022 15:25

Durante el desarrollo del 33.º Encuentro Empresarial del Norte–EEN, liderado por la Cámara de Comercio de La Libertad–CCLL, Infomercado conversó el exviceministro de Minas del Perú, Rómulo Mucho, quien lamentó que la actividad minera en el país no se promueva en la misma media que las oportunidades del mercado mundial ofrecen para generar un fuerte impacto a la economía nacional.

¿Cuál es su balance sobre las políticas dirigidas al sector minero del país?

En todo el tema económico, el actual Gobierno ha hecho agua, porque ninguna actividad, no solo en la minería, sino también en la agricultura hemos visto que no hay fertilizantes, no hay producción, no hay promoción y todo esto se refleja en el menor crecimiento económico pues, para este año, no llegaremos ni al 3%.

La minería es un sector fuerte, porque es el que más ingresos fiscales genera, es el que más dinero fresco trae y trasciende mucho más. Por lo tanto, el actual Gobierno nunca fue inteligente en aprovechar la época de los mejores precios (de los minerales). Todo el primer semestre de este año, cuando los precios estaban muy altos, hoy el rebrote de la Covid en la China ha paralizado parte de la producción y, obviamente, la demanda ha bajado y los precios han caído.

Hoy hemos visto que hay una caída cercana al 20% de la recaudación tributaria, o sea que este año, 2022, no va a cubrir el monto para el presupuesto del próximo año. ¿Qué va a pasar? Habrá un incremento en el déficit fiscal y el Gobierno tendrá que endeudarse.

¿Ve con mucha preocupación esta situación?

Casualmente las calificadoras de riesgo están viendo que nuestros bonos están en tendencia a la baja. El mundo dirá que nuestros bonos ya no valen, por lo tanto, pierde valor.

A pesar de la fortaleza que tiene el Perú, The Economist se pregunta por qué la economía del Perú sigue creciendo, y es casualmente por la independencia del BCR que juega un rol muy importante en la política fiscal y monetaria.

¿Confía en el BCR?

Sí, pero llegará el momento en que se agotará. El Gobierno dice que quiere intervenir en la economía a través de una nueva Constitución, donde el BCR pierda la independencia, eso implicaría encender la maquinita como en los años 80.

Creo que la parte positiva del modelo económico es la independencia del BCR que trata de mantener las reservas internacionales netas, que son alrededor de casi 74 mil millones de dólares, es un buen respaldo.

Frente a ello, ¿podemos revertir esta situación?

Por supuesto. Nuestro país tiene enormes posibilidades y potencialidades. He estado en Australia hace 3 semanas en un evento internacional y se analizó sobre la fortaleza de un país, que es contar con una política con estabilidad jurídica y que las inversiones fluyan hasta que sigan generando empleo y si es empleo de calidad, mucho mejor.

Si se lograra promover las inversiones mineras con mayor efectividad, ¿cuál sería el impacto inmediato para el país?

Si se reactivan 3 proyectos que están paralizados hace dos años y que inicien el 2023, sumados a la ampliación de Las Bambas, Chalcobamba, Tía María y otros proyectos, podríamos alcanzar, fácilmente, 6 mil a 7 mil millones de dólares anuales. Esto sí generaría un apalancamiento, tanto a la generación de puestos de trabajo directos e indirectos, también en formalización de proveedores y el movimiento económico nacional.

¿Quién debería liderar ese cambio?

El Gobierno, sin duda.

¿Confiamos en que Pedro Castillo hará este cambio?

No, Pedro Castillo está llevando al fracaso al país, no solamente porque no hace crecer la economía, sino porque está creando una división terrible entre peruanos, y eso va ser muy negativo para las futuras generaciones. Lo que hace no es bueno, no se puede destruir lo avanzado.