Actualidad

Retrocedimos 20 posiciones en el Índice de Percepción de la Corrupción: ¿Cuáles son las razones de la caída?

Con una puntuación de 33 sobre 100, el Perú alcanzó la posición 121, una caída de 20 posiciones con respecto a la obtenida en 2022 (puesto 101).
Por Infomercado
5 minutos
Publicidad

El pasado 30 de enero fue presentada la nueva edición del Índice de Percepción de la Corrupción correspondiente a 2023, publicado por Transparencia Internacional.

Con una puntuación de 33 sobre 100, el Perú alcanzó la posición 121 en esta oportunidad, una caída de 20 posiciones con respecto a la obtenida en 2022 (puesto 101) y de 35 posiciones si se compara con la obtenida en 2014 (puesto 85). 

El CPI evalúa nociones como el número de comportamientos corruptos registrados en el sector público (sobornos, malversación de fondos o tráfico de influencias, entre otros), así como los mecanismos disponibles para prevenir la corrupción (como la existencia de leyes adecuadas), todo esto para dar un veredicto.

Perú y su fuerte caída

En el caso del Perú, ocho evaluadores se encargaron de determinar su puntaje y posición actual en el ranking

Tal como lo alerta Proética, Perú ha registrado su caída anual más fuerte en el ranking global desde 2012 al bajar del puesto 101 al lugar 121, encontrándose ahora en el tercio inferior y compartiendo posición con Angola, Mongolia y Uzbekistán. Esto responde a una caída de tres puntos en el valor del índice respecto del año anterior: de 36 a 33.

Los factores que explican el desempeño del Perú en el CPI son los abruptos cambios de Gobierno registrados entre los años 2017 y 2022 (6 en total), con cinco expresidentes bajo investigación.

De acuerdo con Proética, las fuentes que alimentan este instrumento cubren un periodo de aproximadamente dos años; en el caso de Perú, desde 2022 hasta setiembre de 2023, con lo cual el valor registrado por Perú se habría visto afectado por los destapes de corrupción y conductas antiéticas de los gobiernos de Pedro Castillo y Dina Boluarte.

Además, se menciona que la participación cada vez mayor de una coalición mayoritaria del Congreso de la República en el sistema de justicia es motivo de preocupación, al igual que la presunta presencia del crimen organizado en los propios partidos políticos.

Las decisiones del Congreso de la República han acumulado contrarreformas, retrocesos en instrumentos anticorrupción, como la colaboración eficaz, y blindajes a congresistas cuestionados éticamente, entre otros.

Asimismo, se critica el hecho de que las reformas como la modernización del servicio público, la mejora del régimen de integridad pública y una mayor autonomía de la autoridad de transparencia hayan sido postergadas u obstaculizadas. 

Elaboración: Proética.

Nada es casualdad

Para Samuel Rotta, director ejecutivo de Proética, organización que representa a Transparencia Internacional en Perú, el resultado de nuestro país es muy preocupante y debería reforzar el sentido de urgencia para detener el deterioro institucional que se viene registrando durante los últimos años.

Para ello, señaló que “es indispensable retomar las reformas, en particular las contrataciones del Estado y el fortalecimiento del marco institucional para la integridad pública y para asegurar la transparencia y el acceso a la información pública”.

Por otro lado, tal como lo señalan el gremio empresarial Comex Perú, los resultados obtenidos se ven directamente reflejados en nuestro desempeño económico, no solo en la pérdida de institucionalidad y credibilidad por parte del Estado, sino en múltiples obras obstaculizadas en los procesos de negociación, contratación o ejecución.

Esto se confirma con el ultimo Índice de la Corrupción e Inconducta Funcional (INCO), elaborado por la Contraloría General de la República. 

En 2022, la Contraloría estimó un perjuicio de S/ 24,419 millones por actos de corrupción, casi cuatro veces el presupuesto público destinado a proyectos de saneamiento en 2023 a nivel nacional (S/ 6,335 millones).

Cusco se destaca como el departamento con el mayor impacto negativo con un total de S/ 1,601 millones en perjuicios. En contraste, Madre de Dios figura como el departamento con menores perjuicios, al registrar solo S/ 98 millones.

Los menos corruptos

El primer lugar del índice lo ocupa Dinamarca, debido principalmente a su historial de buenas prácticas y solidez en su sistema político.

En la región, Uruguay fue el país con mejor desempeño de toda América Latina, alcanzando la posición 16, con 73 puntos, y superando incluso a países desarrollados como Francia (20.° lugar) o EE. UU. (24.° lugar), esto por la efectividad de su sistema de pesos y contrapesos institucionales. Otros países con un desempeño positivo fueron Chile (29.° lugar) y Costa Rica (45.° lugar).

Cabe mencionar que el Perú alcanza la posición 23 de 32 países del continente americano participantes del estudio, y solo supera a países como Venezuela (177.° lugar), Honduras (154.° lugar) y Bolivia (133.° lugar). 

Elaboración: Comex Perú.

¿Cómo se calcula el IPC?

Desde su creación en 1995, el Índice de Percepción de la Corrupción se ha convertido en el principal indicador mundial de corrupción en el sector público.

El índice asigna una puntuación a 180 países y territorios de todo el mundo según las percepciones sobre el nivel de corrupción que existe en el sector público, a partir de datos de 13 fuentes externas que incluyen al Banco Mundial, el Foro Económico Mundial, empresas privadas de consultoría y evaluación de riesgos, grupos de especialistas y otras fuentes.

Las puntuaciones reflejan las perspectivas expresadas por especialistas y actores del ámbito empresarial, pero no del público en general.