fbpx

Algunas reflexiones sobre la «maldición» del Banco Pichincha

Algunas reflexiones sobre la «maldición» del Banco Pichincha

Un análisis al mayor blooper en la historia de la publicidad en el Perú.

Es broma. Eso fue lo primero que le vino a la mente a todos los peruanos al ver el último anuncio del Banco Pichincha titulado El Amuleto en donde hace referencia a la «maldición» de la camiseta de Alianza Lima.

Luego, los hechos confirmaron lo que es el mayor blooper en la historia de la publicidad en el Perú.

Te lo resumo así nomás

Si recién hoy has despertado de un coma o has regresado de un viaje en el que no tuviste conexión a internet, debes ver esta publicidad del Banco Pichincha después de la victoria de Perú ante Brasil en el último amistoso de fútbol.

Las reacciones no se hicieron esperar…

Reacción de los hinchas.

Después de 17 horas de transmisión y viralización, el Banco Pichincha retira la publicidad y publica este mensaje.

Algunas reflexiones

Tratando de marcar distancia con el hecho, me atrevo a apuntar algunas reflexiones que pueden servir a los futuros ejecutivos de marketing para que no se repita este error.

1. Entiende el contexto en el que te mueves

El fútbol es quizá el deporte que más pasión irracional despierta por parte de los aficionados. Todo lo que gire en este contexto debe tomarse en cuenta.

Y es allí donde, pienso, viene el primer error del Banco Pichincha.

Puedo apostar mi dedo meñique que esa publicidad no se preparó para el partido amistoso de hace dos días, sino para después de la final de la Copa América, en el caso de que Perú ganase.

Como no ganó y se vino el amistoso los ejecutivos del banco y publicistas de la agencia Youpanqui pensaron: Esta es la oportunidad. Craso error.

Para empezar los dos contextos son totalmente distintos. Imagínense en el hipotético caso de que Perú gane la Copa, la euforia hubiera sido tal que el comercial hubiera sido tomado de otro modo, incluso bien por los mismo hinchas de Alianza Lima.

Qué rayos, Perú es campeón de la Copa América, todo vale. Hubieran dicho.

Pero ganar un partido amistoso no es lo mismo. No hay euforia, simplemente un tímido ganamos. Es como jugar un partido sin apostar, no juegas igual. Y cuando sale la publicidad la reacción contraria era evidente.

2. No basta que todos hablen de ti

El máximo objetivo de un viral es conseguir que todos hablen de ti, aunque sea mal. Y todos han hablado de esta publicidad. Todo el mundo sabe ahora que existe el Banco Pichincha.

¿Un triunfo? no parece.

Mucho más cuando la supervivencia de una institución financiera se basa en la confianza de sus ahorristas, de los que ponen su dinero allí.

Después de esta publicidad ¿dejarías tus ahorros en el Banco Pichincha, tu cuenta sueldo, tu CTS? no creo.

Todos hablan del Banco Pichincha, pero a nadie se le ocurrirá meter su plata allí.

3. Deja de mirarte el ombligo

Siempre se ha recomendado que los creativos deben encontrar la fuente de su ingenio fuera de su campo: Que vayan al teatro, cine, una galería de arte, etc.

¿Qué jueguen al fútbol? Definitivamente sí.

Y es que a cualquiera que ha pateado una pelota, no le gustaría que se hable de su equipo de esa manera.

Así que salgan a jugar muchachos, por lo menos de vez en cuando para que no se les ocurra otro mamarracho como este.

Como diría Maradona, la pelota no se mancha.