Actualidad

Nueva decisión de la Corte Suprema abre la puerta a huelgas intempestivas en empresas

Esta situación es una línea difusa para las empresas, ya que una huelga puede ser ilegal cuando se realiza, a pesar de haber sido declarada improcedente.
Por Gabriel Naquiche
2 minutos
Publicidad

La reciente casación de la Corte Suprema, que concluye que una compañía no puede sancionar a los trabajadores que participen en una huelga que reúna las condiciones para ser ilegal hasta que el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) no la haya calificado como tal, podría dar lugar a paralizaciones intempestivas al interior de las empresas.

Antes, si el MTPE declaraba la improcedencia de la huelga por no cumplir con los requisitos previstos en la ley, el empleador podía imponer una sanción disciplinaria por paralización. Con la nueva decisión, las empresas tendrán que esperar la declaración oficial de ilegalidad antes de sancionar a los trabajadores.

“Otra casación dice que el empleador puede sancionar si hay improcedencia, porque la huelga nace muerta. Esta [nueva] interpretación le da vida a algo que no existe”, sostuvo Eduardo Mercado, socio de Vinatea & Toyama, a Semana Económica. Esta decisión de la Corte Suprema puede abrir la puerta a huelgas con un simple aviso previo del sindicato al empleador.

Esta situación es una línea difusa para las empresas, ya que una huelga puede ser ilegal cuando se realiza, a pesar de haber sido declarada improcedente. Además, los plazos de resolución del MTPE suelen ser extensos, lo que permite a los sindicatos jugar con ellos.

Bajo este nuevo escenario, los empleadores tendrán que abstenerse de aplicar sanciones disciplinarias hasta que finalice todo el procedimiento administrativo.

“Ahora el empleador tendría que esperar la resolución firme de ilegalidad. Pero, bajo esta lógica, se están legitimando e incentivando las paralizaciones intempestivas. Porque un sindicato puede plantear una huelga que no cumple los requisitos y que sabe que va a ser improcedente, pero, como hay que esperar a que termine el procedimiento, la podrá llevar a cabo”, comentó Mercado al medio en mención.

Sin embargo, esto podría legitimar e incentivar las paralizaciones intempestivas, ya que un sindicato podría plantear una huelga que no cumpla los requisitos y que sabe que va a ser improcedente, pero que podrá llevar a cabo mientras se espera a que termine el procedimiento.