Now Reading
IATA: «Chinchero es un buen ejemplo donde han habido fallos garrafales»

IATA: «Chinchero es un buen ejemplo donde han habido fallos garrafales»

No podrán realizarse vuelos transoceánicos desde Cusco.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), el gremio mundial de aerolíneas, aseguró que existen dudas respecto del aeropuerto de Chinchero por sus limitaciones técnicas.

Por lo que no tendrá capacidad técnica para lograr vuelos transoceánicos desde Cusco.

Igualmente, el diario británico  The Guardian, señaló que la construcción del aeropuerto y el tráfico aéreo podrían dañar los sitios arequeológicos de la ciudadela de Machu Picchu y Ollantaytambo.

Dado que la construcción del aeropuerto de Chinchero es percibida como una opción lejana, como lo afirma Peter Cerdá, IATA reclama una ampliación del actual aeropuerto internacional Alejandro Velasco Astete, que ya se encuentra saturado.

No más vuelos transoceánicos

Peter Cerdá, vicepresidente de IATA para Latinoamérica, mencionaba que algunas de las limitaciones técnicas cuestionadas es la altitud del aeropuerto, lo cual generaría limitaciones de carga para las aerolíneas.

Además, también se cuestiona la fuerza de los vientos en la zona, como aspecto técnico.

«Si van a crear una infraestructura donde el usuario no tiene la posibilidad de exponer su parte técnica, pues el producto final es posible que no sea el más adecuado. Chinchero es un buen ejemplo donde han habido fallos garrafales y la industria no está participando», señaló Cerdá a Gestión.pe.
Sin embargo, el vocero de IATA para Latinoamérica comparó la situación con el aeropuerto Internacional Mariscal Sucre de Quito, el cuál a pesar de estar ubicado en una ciudad de altura, ha logrado tener conexiones hacia Madrid.
«En Quito la industria fue partícipe del desarrollo del aeropuerto, en Chinchero no hemos sido partícipe del desarrollo del aeropuerto», apuntó.

En conversación con Gestion.pe, Cerdá fue tajante ya aseveró que no se podrán realizar vuelos transoceánicos desde Chinchero.

Estimó que se puede aspirar a realizar vuelos internacionales en la región a destinos como Colombia, Brasil, Argentina o Chile. El tramo más largo, dijo, podría ser Estados Unidos.

» Tenemos que ser realistas, un vuelo de Madrid a Cusco no va existir. Sin embargo, un vuelo de Bogotá a Cusco, un vuelo de Panamá a Cusco o un vuelo de Miami a Cusco podría llevarse a cabo», indicó.

Gestión coreana

Esta dura crítica contra el proyecto aeroportuario surge el mismo día en que el Ministerio de Tierras, Infraestructura y Transporte de Corea del Sur anunció que se encargará de la supervisión y administración de la construcción del aeropuerto de Chinchero.

Este consorcio será liderado por Korea Airports Corp (KAC) y también lo integran Dohwa Engineering, Kunwon Engineering y Hanmi Global, quienes se adjudicaron la gestión con un acuerdo de US$ 30 millones.

El proyecto de construcción está valorizado en US$ 484 millones y se prevé que esté listo para el año 2024.

«Las compañías coreanas estarán a cargo de seleccionar a los constructores en una licitación internacional, gestionar el proceso de construcción, revisar el diseño del aeropuerto y realizar una operación de prueba cuando sea construido», dijo un funcionario del ministerio coreano.

La propuesta coreana se impuso sobre otros países como España, Canadá y Turquía, quienes también enviaron sus propuestas finales al gobierno peruano.

Daños históricos

Dentro de las críticas hechas a la construcción del aeropuerto de Chinchero, una de las más duras fue la realizada por el diario británico The Guardian, quien señaló que la construcción del mismo y el tráfico aéreo podrían dañar los sitios arequeológicos de la ciudadela de Machu Picchu y Ollantaytambo.

“Los críticos dicen que los aviones pasarían a poca distancia sobre el cercano Ollantaytambo y su parque arqueológico de 348 kilómetros cuadrados, causando daños incalculables a las ruinas incas. Otros temen que la construcción agote la cuenca hidrográfica del lago Piuray, que depende de la mitad de su suministro de agua en la ciudad de Cusco”, destaca como argumento principal The Guardian.

No obstante, la ministra de Cultura, Ulla Holmquist, descartó que vaya a existir un impacto y un daño arqueológico.

Mira También

«No hay impacto directo a construcciones incas por construcción del Aeropuerto Internacional de Chinchero. Estamos en un constante monitoreo arqueológico que asegura que no exista ninguna afectación a ningún vestigio», señaló la ministra de Cultura, en mayo.

Ampliación del actual aeropuerto

Al corto y mediano plazo, IATA reclama una ampliación del actual aeropuerto internacional Alejandro Velasco Astete, que ya se encuentra saturado.

Esto dado que, como lo afirma Peter Cerdá, la industria aerocomercial aún no realiza planes pensando en la construcción de Chinchero, pues es percibido como una opción lejana.

«Sí hay posibilidades de maximizar el aeropuerto actual de Cusco. Cusco es atractivo y si la gente empieza a viajar nuevamente, vamos a necesitar más operaciones en Cusco», señaló.

De igual forma, Gestión pudo acceder al «Estudio de las condiciones para facilitar y promover la conectividad aérea», el cual fue entregado por IATA al Ministerio de Comercio Exterior y Turismo en febrero del 2018.

En dicho documento se revelan las deficiencias actuales del Velasco Astete, lo cual impide el crecimiento del turismo en Cusco

Por ello, ante un periodo de transición de espera a la construcción del aeropuerto de Chinchero, IATA pide mayores inversiones en el Velasco Astete que permitan el ingreso de más aerolíneas nacionales e internacionales en la ciudad imperial.

Vía Gestión

© 2019 Infomercado. Todos los derechos reservados.

Subir a Inicio