Tendencias

Falabella, el negocio que inició como sastrería y hoy es uno de los emporios más grandes de Latinoamérica

Actualmente el gigante Falabella, ha construído todo un holding de empresas, que incluye agencia de viajes, banco , supermercados como Tottus y empresas del sector construcción y mejoramiento del hogar como Sodimac, entre otros.
Por Gabriela Bárcena
Falabella

Falabella es una tienda reconocida a nivel internacional, y muchas personas la identifican como una tienda retail con gran variedad de productos, pero pocos conocen realmente su historia.

Nadie creería que este gran emporio comenzó hace más de 130 años, como un emprendimiento familiar de sastrería y luego de mucho esfuerzo logró posicionarse fuertemente en varios países de América Latina.

Es así que, actualmente Falabella se encuentra en Chile, Colombia, Argentina y Perú con una amplia cartera de productos.

Por ello, en esta nota te contaremos más sobre esta gran empresa.

¿Cómo nació Falabella?

Todo inició en Chile en 1889, en la calle Ahumada, cuando el emigrante italiano Salvatore Falabella, creó una pequeña sastrería que le puso de nombre, su apellido, según La República.

Más adelante, Arlando Falabella, hijo de Salvatore, tomó las riendas para potenciar el nombre a través de algunas campañas con el nombre del negocio.

Asimismo, después de 48 años, ingresó a trabajar en el taller, Alberto Solari Magnasco, quien además era esposo de Eliana Falabella, nieta de Salvatore.

Alberto analizó las formas de ampliar el negocio y decidió agregar nuevos productos, agregando prendas para mujer y artículos del hogar, así como la apertura de nuevos locales de venta.

Primeras expansiones

En 1958 se inauguró el primer establecimiento de Falabella, en Santiago de Chile.

Sin embargo, Solari sabía que no era suficiente y buscaba la forma de seguir expandiéndose fuera de Santiago de Chile.

Es así que, en 1962 aperturó su segundo local en Concepción, y luego de eso, pasó a tener muchos más puntos de venta en casi todo Chile.

Acciones de la empresa

Según fuentes del diario La República, Alberto Solari, antes de morir, conversó con su hermano Reinaldo Solari, respecto a los accionistas mayoritarios de Falabella.

Pues estas, representaban una de las fortunas más grandes de Chile.

Reinaldo se convirtió en el director de la empresa en 1980, con el respaldo de su sobrino Juan Cúneo Solari, quienes notaron la alta demanda de los créditos por parte de los clientes al comprar.

Una nueva oportunidad, tarjetas CMR

Gracias a la necesidad que identificaron Reinaldo y Juan, se creó la Sociedad Promotora CMR Falabella S.A., la cual se encargada de administrar la propia tarjeta de crédito CMR.

Esta sociedad era una empresa independiente, que funcionaba en el área de crédito de la empresa.

Falabella al mundo

El gigante Falabella decidió comenzar su proceso de expansión, llegando a Argentina, Colombia y Perú.

Además, construyeron todo un holding de empresas, que incluía la agencia de viajes y el banco Falabella.

Es así que, en este punto, la empresa ya no solo ofrecía prendas y artículos del hogar, comenzó a crear nuevos supermercados como Tottus, Precio Uno, entre otros.

Finalmente, el grupo empresarial decidió involucrarse en el sector construcción y mejoramiento del hogar, creando Sodimac Homecenter, Maestro, Sodimac Dicico, entre otros, los cuales tienen presencia en Chile, Perú, Canadá, Colombia, México, Brasil, y muchos otros países.

Noticias relacionadas