Negocios

El comercio electrónico en Perú experimenta un crecimiento del 7%

En 2023, aproximadamente la mitad de la población peruana, es decir, alrededor de 16.8 millones de personas, realizaron sus compras en línea.
Por Danghello Troncos
3 minutos
comercio electrónico

Según el informe del «Observatorio Ecommerce 2023-2024» de la Cámara Peruana de Comercio Electrónico (Capece), en el último año, esta industria electrónica experimentó un crecimiento del 7%. El total del movimiento alcanzado sería de un total de US$13,000 millones para fines de 2023. El aumento va de la mano con la participación de 332,000 empresas en el sector.

De este número, solo el 8% de los negocios cuentan con una tienda en línea, ya sea a través de una plataforma virtual, una aplicación móvil o una web específica. El resto de las empresas operan mediante redes sociales u otros medios alternativos.

Un sector en Auge

Un dato interesante es la cantidad de nuevos emprendedores que han optado por vender sus productos a través de plataformas como TikTok o Instagram, a través del uso de aplicaciones de mensajería como WhatsApp para interactuar con los clientes y mediante billeteras digitales para el cobro.

Aunque este modelo aún no es muy sofisticado, poco a poco empieza a ganar terreno y a crear su propio ecosistema, tal como señala Helmut Cáceda, presidente de Capece.

En cuanto al perfil del consumidor peruano, el informe destaca que el 50% de la población, es decir, unos 16.8 millones de personas, realizaron compras en línea durante el año 2023. Sin embargo, es importante señalar que el 30% de estos compradores provienen de provincias, aunque su frecuencia de compra y el monto gastado son inferiores en comparación con los residentes en la capital.

Tendencias por Sectores

El estudio también revela el desempeño de diferentes sectores en el comercio electrónico. En este sentido, el turismo ha sido uno de los más beneficiados, ya que, experimentó un incremento del 20% durante el año pasado. Este sector se esfuerza por recuperar terreno en el mercado electrónico, especialmente después de los desafíos que enfrentó durante la pandemia.

Por otro lado, el comercio minorista, que engloba tiendas departamentales, artículos para el hogar y moda, entre otros, fue el único sector que registró una contracción, con una disminución del 5% en 2023. Esto se atribuye a factores como la crisis política, la caída del consumo y la reactivación de las tiendas físicas.

En contraposición, los bienes y servicios digitales experimentaron un crecimiento del 15% el año pasado. Principalmente debido al pago de servicios básicos como agua, luz, internet y telecomunicaciones, así como a transacciones relacionadas con impuestos, juegos en línea y apuestas.