El azote de la pandemia provocó que la venta de motocicletas aumentará el año pasado casi un 50%

El registro que se alcanzó el pasado año eleva el número total de motos vendidas en el país a cuatrocientas veinte mil unidades, llegando de este modo a un aumento del volumen de ventas de casi el cincuenta por ciento con respecto a 2020.
Por Miguel Calle Infante
CIUDAD DE MÉXICO, 25MARZO2019.- Debido al incremento de delitos cometidos sobre motocicletas y motonetas la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), reforzará el operativo de revisión de motocicletas en la Ciudad. Cabe destacar que en el año 2010 y 2018 se cometieron 21 mil 620 ilícitos a bordo de estos vehículos. FOTO: ROGELIO MORALES /CUARTOSCURO.COM

Las cifras cosechadas evidencian el buen estado de forma en el que se encuentra el mercado peruano de motocicletas.

El registro que se alcanzó el pasado año eleva el número total de motos vendidas en el país a cuatrocientas veinte mil unidades, llegando de este modo a un aumento del volumen de ventas de casi el cincuenta por ciento con respecto a 2020.

Se trata de una información que llega de la mano de Jorge Oshiro, gerente de la compañía Honda en el estado andino.

Según Oshiro, el punto de partida que provocó este incremento reciente hay que situarlo sobre todo en el tramo álgido de la pandemia de la Covid-19, dado que fue en ese momento donde se constató que el repunte empezaba a ganar músculo.

En tan sólo doce meses se vendieron ciento cuarenta mil motocicletas más. La explicación atiende fundamentalmente a tres razones:

En primer lugar, el periodo pandémico trajo consigo la necesidad de apostar por medios de transporte de un solo pasajero, ya que en esas fechas era prioritario dar esquinazo a los contagios.

De igual modo, con el confinamiento en todo su esplendor, el servicio a domicilio de los comercios tuvo también su particular etapa dorada, lo que a su vez provocó que se vendieran más motos para llevar a cabo el reparto de productos.

El tercer motivo corresponde a la gran oferta de motocicletas de bajo consumo y precios reducidos que llegó al mercado en 2021.

A este tridente de factores hay que sumarle el éxito que los pilotos profesionales peruanos están teniendo en las competiciones más importantes de Sudamérica, y es que gracias a ello cada vez son más los usuarios que se animan a buscar la adrenalina sobre las dos ruedas.

Sin ir más lejos, figuras como Gonzalo Zárate o Jhixson Correa están sirviendo de gran influencia al representar al país en la célebre Yamalube R3 Cup, donde tratarán de llevarse la victoria a lo largo de las cinco carreras (mayo, julio, agosto, octubre y noviembre) que componen el campeonato.

La expectación es tal, que las mejores casas de apuestas en Perú han empezado a acumular los primeros pronósticos en torno a la participación de estos corredores.

Más allá de la venta de motocicletas tradicionales, Jorge Oshiro destaca asimismo el interés que están suscitando entre los compradores los vehículos de tres ruedas, diseñados como una variación de los modelos clásicos.

Se trata de un tipo de transporte que durante la emergencia sanitaria y con la tasa de paro por las nubes encontró su principal uso en el servicio de taxi, teniendo en cuenta que su precio de adquisición es más bajo que el de un coche. Sin duda, esto también contribuyó a mejorar el mercado del motor el curso pasado.

La previsión arroja datos más tímidos

El gerente de la compañía Honda en Perú resalta que a día de hoy pueden encontrarse en el país más de doscientas marcas de moto diferentes.

Aunque se trate de un volumen pronunciado, lo cierto es que tan sólo el cinco por ciento de las mismas tiene la capacidad de ofrecer al cliente una cobertura de garantía eficaz y un servicio de posventa realmente útil. Esta circunstancia tal vez se deba al incremento que han vivido los costes de transporte y distribución, que han obligado a los negocios a recortar el presupuesto en múltiples direcciones.

El precio de la importación de contenedores ha subido en los últimos años en torno al mil por ciento, una cifra inasumible para la mayoría de los distribuidores.

En este sentido, el propósito de las marcas pasa por conseguir que estos números no repercutan en la clientela. Sin embargo, todo parece indicar que sólo las grandes marcas del sector están siendo capaces de afrontar un reto de esa envergadura.

De cara al cierre de este 2022, Oshiro entiende que el mercado de motocicletas podría vivir una etapa de reducción de ventas de aproximadamente el diez por ciento, lo que se traduciría en algo menos de cuatrocientas mil motos vendidas. Los factores políticos y económicos que atraviesa el país están siendo determinantes para marcar el rumbo del sector.

Por lo que respecta al horizonte inmediato que se le presenta a Honda, la previsión señala que el final de 2022 dejará una subida de más del ochenta por ciento en ventas realizadas con éxito.

Se trata de un número que refleja la gran estabilidad de la que goza actualmente la compañía en Perú. Según los datos manejados a nivel interno, la multinacional estaría en disposición de vender casi noventa mil motocicletas, es decir, más del veinte por ciento del total de las motos a las que se les dio salida el pasado año en todo el mercado.

Suscríbete a InfomercadoBoletín Semanal por Email

Descubre el mejor resumen de noticias.

Es solo un email a la semana. ¡No te llenaremos la bandeja de entrada! Además, puedes salirte cuando quieras.

Protegido por reCAPTCHA y la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.