Emprendimientos

El Achorao Norteño, una esquina con sabor, color y bastante picante

Malena Castañeda es una joven ingeniera que decidió emprender en pandemia al quedarse sin trabajo. Ella inició con este negocio de comida en su casa, haciendo solo delivery. Tras seis meses de ver la buena acogida decidió, junto a su novio Cristhian Benites, abrir un restaurante. Es así como nace 'El Achorao Norteño' donde, además, ya ofrecen otros platos variados como: cebiches, platos criollos, sudados, jaleas, brochetas, ensaladas, entre otros.
Por Debbie Montejo

Malena Castañeda es una joven ingeniera que decidió emprender en pandemia al quedarse sin trabajo. Ella inició con este negocio de comida en su casa, haciendo solo delivery.

Ella, en un principio, se encargaba sola de la cocina. Preparaba las alitas, hamburguesas y salchipapas que ofrecía al público. «Me gusta mucho cocinar, por eso en pandemia empecé con este emprendimiento desde casa», comenta.

Tras seis meses de ver la buena acogida decidió, junto a su novio Cristhian Benites, abrir un restaurante. Es así como nace ‘El Achorao Norteño’ donde, además, ya ofrecen otros platos variados como: cebiches, platos criollos, sudados, jaleas, brochetas, ensaladas, entre otros.

Encuentra El Achorao Norteño en Santa María del Pinar – Las Gardenias G 25.

‘El Achorao’ y sus ‘micas’

El Achorao Norteño tiene una temática futbolística y eso es lo que busca ofrecer a sus clientesEn las paredes de su local cuelgan marcos con vidrios que resguardan la camiseta de algún equipo peruano o extranjero.

«El Achorao es un lugar donde puedes sentirte como en casa, puedes venir con tus amigos a pasarla bien o con tu familia. La gente se siente muy cómoda aquí», nos dice la emprendedora.

«Nuestros clientes son como nuestros amigos»

Muchos de los clientes de ‘El Achorao Norteño’ se han vuelto parte del restaurante, ya que Malena comenta que los conocen porque llegan seguido. «Ya sabemos que quieren comer o qué bebidas prefieren, si es cerveza de una marca o la otra», dice.

Cristhian Benites y Malena Castañeda, dueños del restaurante El Achorao Norteño.

Negocio en pandemia

Abrir en pandemia fue complicado para Malena; sin embargo, ella supo manejar salir adelante. «Estar en el negocio de comida es meterle mucho punche y ganas, es perseverancia, ya que las ganancias no se ven al instante. Así como hay meses buenos, también los hay malos».

El restaurante lleva ese nombre porque quieren ofrecer un ambiente amigable a sus clientes. Su público, en gran mayoría, son jóvenes que buscan un lugar donde compartir y conversar sintiéndose cómodos. Incluso, todos los trabajadores del local son jóvenes.

La atención en el local es todos los días sin excepción. Malena es la encargada de comprar todos los insumos y de la logística del local.

Los fines de semana tienen un DJ para el entretenimiento de sus comensales. Además, esos días son los más concurridos por lo que consideran una buena estrategia contar con él. De lunes a viernes el lugar se llena un poco más en las noches.

«El trabajo en equipo es fundamental»

Malena comenta que el equipo es importante, es como una cadena, por eso ella trata de darle esa confianza a sus colaboradores para que la experiencia que tienen puedan transmitirla de la mejor manera.

«El trabajo aquí es como un hogar, pasamos mucho tiempo juntos y debemos aprender a convivir con la manera de ser de cada uno y saber sobrellevarlo», refiere.

Cebiche verde

Malena y Cristian están pensando en darle a sus clientes un nuevo formato de cebiche. Este es el cebiche verde hecho a base de culantro y el toque especial del chef de la casa, Fernando Castro.

«Nos llamó la atención el color cuando lo vimos en un restaurante de Lima. Al probarlo nos dimos cuenta de lo rico que era, por eso queremos darle eso a los piuranos», indica Malena.

Cebiche verde, el nuevo ingreso de ‘El Achorao Norteño’.

Sabores de alitas creados por Malena

Mientras duró el confinamiento por la pandemia, Malena probó con muchos ingredientes para sacar nuevos sabores de alitas. «Estoy segura que no hay en Piura, porque los hemos buscado en todos los lugares donde venden y no los hemos encontrado».

Dentro de la línea de picantes tienen cuatro sabores distintos: La Básica cuyo ingrediente principal es el ají amarillo; La Achorada; La Suicida y La 911 que se ha vuelto la preferida de todos.

«Hay gente que viene solamente por la 911, pican muchísimo, pero el sabor les encanta y es agradable ver que disfruten de nuestras creaciones», asegura la emprendedora.

Luego están otros sabores como la de Ajo parmesano, la Bbq ácida, Mango y maracuyá, una explosión de sabores.

El restaurante va a cumplir un año acogiendo, en un ambiente a los piuranos que buscan reunirse en un lugar acogedor.

Encuéntralos en:

Noticias relacionadas