Conoce cómo funciona el lavado de dinero

Conoce cómo funciona el lavado de dinero

Valora esta publicación

Ahora que el juez Richard Concepción Carhuancho envió a prisión preventiva a Keiko Fujimori, por el presunto delito de lavado de activos. Conviene explicar lo que significa este término que ha estado en la mente de todos los peruanos.

El lavado de dinero no es una actividad exclusiva de pandillas o delincuentes de cuello blanco, como lo hemos presenciado últimamente. Es mucho más común que eso.

¿Cómo funciona el lavado de dinero?

Cualquiera, en teoría, puede lavar dinero, y muchos lo hacen. De acuerdo con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, del dos al cinco por ciento del PIB mundial se lava cada año.

Por otra parte, los narcotraficantes y terroristas constituyen, probablemente, una parte significativa de ese total.
Asimismo, empresarios e inversores también juegan un papel importante.

¿Qué es el lavado de dinero?

El lavado de dinero es el proceso de hacer que el dinero obtenido ilegalmente se vea legítimamente ganado; en otras palabras, el dinero obtenido de la Fuente Ilegal A se obtuvo realmente a través de la Fuente Legal B.

El proceso para lavar dinero implica tres pasos distintos, aunque a menudo es mucho más intensivo y complicado (el objetivo es hacer que el dinero no se pueda rastrear, y los lavadores logran esto, obviamente, con diferentes grados de eficacia).

Pasos que siguen los «lavadores de dinero»

Ubicación: esta es la etapa en la que los lavadores llevan el dinero sucio al mundo financiero «real». Es la etapa más peligrosa porque a menudo implica el desplazamiento de grandes cantidades de dinero en efectivo.

¿Cómo se puede lograr esto? Hay innumerables maneras en que los criminales lo logran:

– Pueden usar los fondos ilegales para pagar un préstamo o apostarlo.

– Pueden usar un negocio legítimo, como una empresa o un club, para integrar fondos sucios y, posteriormente, lavarlos.

-Cambiarlo por moneda extranjera.

-Los llamados «pitufos» intercambian fondos ilícitos por otros productos financieros en pequeñas cantidades para evitar los umbrales de informe.

-Comprar bienes raíces, etc.

Estratificación: esta etapa consiste en mover el dinero para ocultar su fuente original. Para los estafadores más sofisticados, esto significa trasladarlo a productos financieros, compañías, inversiones, etc. en el extranjero. Esto suele suceder varias veces y en diversos productos, por lo que se denomina «estratificación».

En teoría, un lavador podría transferir dinero a una cuenta en el extranjero, para luego, luego transferirlo a una compañía fantasma, después a otra compañía fantasma, y ​​así sucesivamente hasta que se construya una web compleja, que es difícil de detectar.

Integración: en la última etapa, el lavador recupera el dinero de una fuente legítima después de haber seguido los dos pasos anteriores. Esto también se puede hacer de varias maneras, incluso comprando obras de arte, vendiendo propiedades, etc.

Vía Lifehacker