Startups

Arriba el Agro gana premio de innovación

El programa de TV digital que busca reconocer el esfuerzo de los pequeños productores agrarios, obtuvo el premio “Reconociendo la Innovación”, que entrega Pro Innóvate. El concurso otorga un cofinanciamiento de 150,000 soles para que el programa dé a conocer las iniciativas más innovadoras del país en el ámbito agrícola.
Por Infomercado Publicado: Últ. actualización: 2 mayo, 2023 12:00
3 minutos
Publicidad

“Arriba el Agro”, un programa de TV digital que busca reconocer el esfuerzo de los pequeños productores agrarios, obtuvo el premio “Reconociendo la Innovación”, que entrega Pro Innóvate.

El concurso otorga un cofinanciamiento de 150,000 soles para que el programa dé a conocer las iniciativas más innovadoras del país en el ámbito agrícola.

Arriba el Agro, proyecto creado en 2021 por los periodistas Gabriel Gargurevich y Renato Velásquez, definen su proyecto como “el programa que cuenta las historias de los agricultores que siembran un Perú mejor”.

«La innovación es importante para desarrollar los ecosistemas empresariales e industriales de un país, y mucho más cuando se trata de un proyecto que busca reflejar las historias de pequeños agricultores que sacan de la pobreza a sus familias y otorgan nuevas oportunidades de desarrollo a sus comunidades», afirmó Renato Velásquez a Infomercado.

“Arriba el Agro” ha contado historias de campesinos de Majes (Arequipa), San Miguel (VRAEM, Ayacucho), Chulucanas (Piura), Sullana (Piura), Casma (Áncash), Chocope (La Libertad) y San Miguel de los Molinos (Ica).

“Nuestro objetivo es contar las historias positivas que la agroindustria ha traído para el Perú y romper con ese mito de que solo las grandes empresas se benefician de la agroexportación”, sostuvo Gabriel Gargurevich.

Renato Velásquez añadió que “es una idea tan simple como poderosa: utilizar las redes sociales para distribuir conocimiento. En nuestro programa, los campesinos encuentran consejos técnicos, tips para control de plagas, e incluso ideas de financiamiento y sostenibilidad”.

Hasta el momento, “Arriba el Agro” ha emitido cerca de cincuenta videos, que han sido vistos más de 3 millones de veces en las plataformas en que se difunden: Facebook y Youtube, principalmente, aunque también se pueden encontrar sus contenidos en Instagram, LinkedIn y Tiktok.

Premio y financiamiento

Este proyecto ahora ha recibido el premio “Reconociendo la Innovación”, que entrega el Ministerio de la Producción, a través de su entidad Pro Innóvate.

El premio viene con un cofinanciamiento de 150,000 soles que “Arriba el Agro” utilizará para contar las historias de los proyectos agrícolas más innovadores del Perú.

El primero de ellos es la start up peruana Space AG, que utiliza drones e imágenes vía satélite para monitorear los campos y señalar, en tiempo real, cuando hay un problema de riego, plaga o de otra índole a través de un aplicativo móvil.

Además, Space AG ofrece soluciones de conteo de frutos, lo cual permite proyectar el volumen de la cosecha de los productores, y una plataforma para medir el desempeño del personal en campo.

El segundo caso se trata de un emprendimiento de innovación social: Café Compadre, que a través de una iniciativa de comercio justo y capacitación a pequeños productores de Satipo (Junín), logra que los campesinos obtengan un mejor café y, por ello, un precio hasta cuatro veces mejor.   

El otro proyecto que contará “Arriba el Agro” será el caso de la empresa tech Agros, que utiliza tecnología blockchain para dotar de una identidad digital a los agricultores de las zonas más alejadas del país.

A través de su plataforma, los campesinos pueden acceder a créditos, servicios médicos, entre otros beneficios, sin necesidad de tener conexión a Internet.

Proyección a futuro

“Nuestro objetivo es que, en el corto plazo, Arriba el Agro se convierta en el punto de encuentro de los agricultores del Perú, una plataforma donde compartan experiencias y solucionen problemas, además de acceder a capacitaciones técnicas e ideas de asociatividad y financiamiento”, sostiene Velásquez.

Gargurevich añade que “la educación es un derecho, y muchos de los agricultores de las áreas rurales del Perú se han visto privados de ese derecho. Sería ideal restituirlo con ayuda de la empresa privada, quien tiene la mejor tecnología y un conocimiento que deberían ser compartidos”.