Actualidad

Los Fujimori en prisión: Los problemas judiciales que llevaron a una familia a la cárcel

Un recuento de los casos que han llevado a la cárcel a Alberto Fujimori y a sus hijos Keiko y Kenji, la mayor y el menor, ya sea por una sentencia condenatoria o en el marco de alguna investigación.
Por Redacción Infomercado
Últ. actualización: 16 noviembre, 2022 08:48

La familia Fujimori ha estado presente tanto en la política peruana, durante las últimas tres décadas, como en las páginas judiciales: desde el padre, el expresidente Alberto Fujimori (84 años), pasando por la hija mayor, Keiko Fujimori Higuchi (47), y el menor de los cuatro hermanos, Kenji Fujimori Higuchi (42).

Es precisamente el menor de los Fujimori el que acaba de ser condenado a cuatro años y 6 meses de prisión efectiva por el delito de tráfico de influencias, en torno al caso ‘Mamani videos’.

Por ello, aquí un recuento de los problemas judiciales que han llevado a la familia Fujimori a prisión, ya sea por una sentencia condenatoria o en el marco de alguna investigación fiscal, aunque siempre por hechos relacionados con corrupción.

Alberto Fujimori, el patriarca criminal

El expresidente y dictador Alberto Fujimori (1990-2000) actualmente se encuentra preso en el penal de Barbadillo, en el distrito de Ate, Lima, luego de ser condenado por diversos delitos. El más grave es el de crímenes de lesa humanidad, por las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta, los cuales constituyen graves violaciones a los derechos humanos.

En total, Alberto Fujimori ha recibido cinco condenas:

  • Usurpación de funciones: sentencia de 2007, a 6 años de prisión.
  • Homicidio calificado, lesiones graves y secuestro agravado: sentencia de 2009, a 25 años de prisión.
  • Peculado doloso por apropiación y falsedad ideológica en agravio del Estado: sentencia de 2009, a 7.5 años de prisión.
  • Peculado doloso (mal uso de fondos públicos), violación del secreto de las comunicaciones y cohecho activo (corrupción de funcionarios): sentencia de 2020, a 6 años de prisión.
  • Peculado: sentencia de 2015, a 8 años de prisión.

En la Nochebuena de 2017, el entonces presidente, Pedro Pablo Kuczynski, indultó a Alberto Fujimori, a cambio de no ser vacado del cargo por la oposición. Pero en octubre de 2018 el Poder Judicial anuló el indulto y ordenó la ubicación y captura de Fujimori. Recién regresó a prisión en enero de 2019, tras permanecer internado en la clínica Centenario.

Keiko Fujimori: El ejemplo de la hermana mayor

En octubre de 2018, Keiko Fujimori fue detenida preliminarmente por cargos de lavado de dinero en el marco de las investigaciones fiscales por el financiamiento irregular en la campaña presidencial de 2011 y del escándalo de corrupción Lava Jato por la empresa Odebrecht.

Fue liberada a fines de 2019 luego de que el Tribunal Constitucional le concediera un habeas corpus. Sin embargo, volvió a prisión preventiva en enero de 2020, a pedido de la Fiscalía. Esta medida fue revocada en abril por la Sala de Apelaciones, la misma que en mayo de 2020 ordenó su libertad bajo comparecencia con restricciones.

A la fecha, Keiko Fujimori enfrenta imputaciones de lavado de activos, organización criminal, obstrucción a la justicia, fraude procesal, falsedad genérica y falsa declaración en proceso administrativo.

Kenji Fujimori: Lo que se hereda

La Sala Penal Especial de la Corte Suprema sentenció a cuatro años y seis meses de prisión efectiva al excongresista Kenji Fujimori por el delito de tráfico de influencias, en torno al caso ‘Mamani videos’.

Según la sentencia, quedó acreditado que en 2018 Fujimori Higuchi ofreció dádivas a congresistas de la oposición para evitar que prospere el segundo proceso de vacancia contra el entonces presidente, Pedro Pablo Kuczynski, con el fin último de conseguir el indulto humanitario a favor de su padre, Alberto Fujimori.

Las dádivas consistían en obras públicas en regiones que Kenji Fujimori obtendría del Ejecutivo. Las conversaciones de coordinación con los excongresistas Guillermo Bocángel y Bienvenido Ramírez fueron grabadas por el entonces también congresista Moisés Mamani a través de un reloj-cámara.

Kenji Fujimori, sin embargo, no irá todavía a la cárcel, ya que su sentencia quedó suspendida hasta que, en segunda instancia, se declare firme y consentida.