Now Reading
La economía y el Coronavirus

La economía y el Coronavirus

Es indudable que, entre el desconcierto y la incertidumbre, estamos viviendo unos días históricos que van a cambiar nuestro modo de vida de una forma u otra.

Estar encerrados en casa con las calles vacías y los contagios de COVID-19 sucediéndose sin freno es una situación nueva a la que no nos habíamos enfrentado antes y que no pensamos que nos llegaría nunca a pesar de ver con antelación lo sucedido en China.

Uno de los factores que más preocupa de esta pandemia es sin duda la cuestión económica.

Está claro que parar por completo un país supone un impacto a nivel de la economía que difícilmente se puede prever. Sin embargo, la paralización de la actividad comercial, industrial y de servicios de todo el planeta supone una situación sin precedentes que traerá consecuencias posiblemente durante décadas.

¿Qué pasa en China?

Al igual que ha ocurrido con el inicio del brote de Coronavirus y su rápida expansión entre la población China.

Este gran país nos sirve como espejo de prevención que nos ayuda a hacernos una idea sobre qué nos espera en el futuro. Allí han visto cómo miles de personas enfermaban y han contenido el avance del virus con gran eficacia paralizando por completo el país y confinando en sus casas a la población.

Este hecho que nos parecía de película es un fiel reflejo de lo que estamos viviendo en los países occidentales mientras en China ha pasado la fase de lucha contra el virus para iniciarse el proceso de recuperación económica y social.

Como consecuencia de la pandemia, los indicadores económicos chinos han visto bajadas de récord en los primeros meses de este año.

La producción industrial, las ventas al por menor y las inversiones han caído en torno al 13% y el 25% y, aunque la actividad se está retomando de forma escalonada, la ausencia de demanda será el primer gran escollo que se verán obligadas a superar tanto industrias como empresas.

Mira También

¿Qué hacen las autoridades?

Los malos datos no son en absoluto una sorpresa ya que la red de la economía se nutre de una forma piramidal y enlazada que requiere del alza de un sector para que otro emerja. Sin embargo, el gobierno chino ha asegurado con firmeza que esta crisis es totalmente controlable y que tendrá una corta extensión en el tiempo.

De igual modo, se plantea una serie de medidas activas para incentivar la recuperación económica del país de las cuales, debido a la ausencia de precedentes, solo se conocerá su eficacia cuando pase el tiempo.

Es importante señalar que el modelo chino no se puede trasladar de forma mimética a los países occidentales debido a multitud de razones entre las que las diferencias culturales de la población marcan un factor clave.

Sin embargo, en una economía global es mucho más fácil tomar este país como referencia para aprender de sus éxitos y sus errores de cara a luchar contra la crisis que sigue al virus.

© 2019 Infomercado. Todos los derechos reservados.

Subir a Inicio