Sectores

Intel sufre la pérdida más grande en la historia luego de 13 años

Todas las divisiones de Intel han caído a excepción de Mobileye, su unidad de vehículos autónomos, que creció un 16%.
2 minutos
Publicidad

Intel, uno de los fabricantes de microchips y equipamiento electrónico más grandes del país, esta semana anunció una pérdida de US$2.758 millones en los primeros meses de 2023, la mayor de su historia, producto de la caída en las ventas de computadoras personales y otros productos.

Entre enero y marzo, la demanda de productos y del servicio de Intel cayó un 36%, hasta US$11.715 millones. Ese tipo de nivel de pérdida no se había visto desde el año 2010, aunque mejor de lo estimado por los diferentes mercados.

Expertos rescatan la importancia de la caída, ya que iba a verse una notoriedad luego de las ventas de computadoras y otros equipos informáticos que se disparasen durante la pandemia.

Las esperanzas de Intel

Intel destacó que las cuentas han superado las expectativas y aplaudió la disciplina al momento de limitar gastos e invertir en la mejora de su crecimiento. Ellos esperan que para el segundo trimestre del año haya una facturación de entre US$11.500 millones y US$12.500 millones.

La pérdida que ha sufrido la empresa marca con los beneficios de cerca de US$8.000 millones que había registrado en el mismo periodo de hace un año, pues ya se había anotado una pérdida de US$664 millones en el último trimestre de 2022. A pesar de ello, los títulos de la empresa han ganado casi un 12%, recuperando parte del terreno que habían perdido el año pasado.