Tendencias

ImagenAI, la startup que usa IA para ayudar a fotógrafos a editar fotos, recibe $ 30 millones de financiación

La startup ImagenIA utiliza inteligencia artificial para ayudar a los fotógrafos profesionales con la edición y el trabajo post-producción de sus obras.
Por Eduardo Sotomayor
2 minutos
Publicidad

Imagen, la startup de inteligencia artificial para fotógrafos, ha anunciado un crecimiento en su capital de $30 millones de dólares, gracias a la participación de la empresa de capital privado Summit Partners. Esta inversión suma a un total de crecimiento de $34 millones de dólares que, según el director ejecutivo y cofundador Yotam Gil, será de ayuda para expander el «software como servicio» de la empresa, a través de fusiones y adquisiciones e investigación y desarrollo de productos.

El éxito de la empresa se debe a la apertura de los inversionistas ante las herramientas digitales para generar, editar y mejorar el arte. Por ejemplo, Cupixel, cuya tecnología de inteligencia artificial toma imágenes para crear contornos de foto para dibujos o pinturas, recaudó recientemente $ 5 millones.

Imagen: una historia de necesidad práctica

Imagen fue cofundada por Yotam Gil, Ron Oren (exjefe de la división de I+D de Sinsense) y Yoav Chai (anteriormente diseñador de chips para Mellanox) en 2020. Fue la inspiración por la experiencia de Chai esperando meses para las fotos de su boda que los llevo a pensar en la startup.

Al hablar con algunos fotógrafos, los cofundadores se dieron cuenta de un gran problema en la industria: la post-producción es repetitiva y requiere mucho tiempo. Debido a que cada fotógrafo tiene su propio estilo, el proceso no es necesariamente fácil de automatizar con las herramientas existentes.

La solución a la que llegaron fue Imagen. La herramienta tiene como objetivo aprender el estilo personal de un fotógrafo basándose en alrededor de 3000 muestras de su trabajo anterior.

Imagen está disponible como un complemento basado en la nube para Adobe Lightroom Classic y también como una aplicación independiente. Así, aprovecha el aprendizaje automático para intentar capturar estilos de edición y predecir docenas de parámetros de edición diferentes, lo que lleva alrededor de medio segundo, y $ 0.05 por foto, para completar un proceso de post-producción en cada imagen.