Actualidad

FAO: América Latina podría ser líder mundial de alimentación y agricultura

El director de la FAO exhortó a los líderes a innovar, puesto que deben responder a las actuales crisis sin precedentes y superpuestas.
Por Martha Seminario Rubio
Últ. actualización: 25 enero, 2023 12:52

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), comentó en la VII Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que América Latina y el Caribe «pueden y deben dar un paso al frente» en cuanto a agricultura y alimentación.

Esto para afrontar los crecientes índices de hambre y desigualdad en la región, lo que les colocaría «a la vanguardia de la alimentación y la agricultura mundiales».

Qu Dongyu, director general de la FAO, mencionó en un mensaje a los líderes políticos de la región que «las instituciones multilaterales necesitan innovar» para responder a las actuales crisis sin precedentes y superpuestas.

La Celac, formada por 33 países en los que viven cerca de 600 millones de personas, es un mecanismo intergubernamental de diálogo y concertación política destinado a apoyar los programas de integración regional.

Propuestas

En la junta, Dongyu afirmó las áreas prioritarias clave que la integración a través de la Celac facilitaría. Por ejemplo, en primera instancia, existe necesidad de ampliar el suministro de alimentos en el Caribe, donde las dietas sanas son caras.

Además, se debe invertir en infraestructuras hídricas e iniciativas de producción de alimentos en Centroamérica, donde las sequías y la emigración son tendencias persistentes.

Destacó también la importancia de mejorar el intercambio de alimentos entre los países de la región andina y fomentar un amplio programa regional de infraestructuras de producción, almacenamiento y transporte de alimentos para facilitar el comercio y las exportaciones intrarregionales, según un comunicado del organismo de la ONU.

El director hizo hincapié en que «estamos todos juntos en este pequeño planeta y las medidas que se toman en un país afectan a todos los demás», para que los demás asistentes sepan que aunque es natural dar prioridad a la protección de las economías nacionales, es importante pensar en conjunto.

También aseveró que la FAO puede apoyar eficazmente la aplicación de las iniciativas de la Celac y los objetivos de todos los miembros si se dejan claras sus preocupaciones y se acuerdan soluciones tangibles y sostenibles.

Hambruna en Latinoamérica

En la década hasta 2015, América Latina y el Caribe fueron regiones que obtuvieron mejores resultados en términos de reducción del hambre y la pobreza; sin embargo, a pesar de ser la mayor región exportadora neta de alimentos del mundo, últimamente ha sufrido importantes reveses.

En el periodo de 2019 al 2021, el número de personas que padecen hambre aumentó un 30%, hasta alcanzar los 56,5 millones; lo cual sería un retroceso de una década o más en el esfuerzo para reducir la pobreza y el hambre en la región y más allá, y obstaculizar los esfuerzos para reducir las desigualdades.

A nivel mundial, el índice de precios alimentarios de la FAO ha descendido, pero la recuperación todavía no se ha establecido y son inevitables más desafíos ya que los sistemas agroalimentarios del mundo operan bajo riesgos e incertidumbres como los climáticos y la ralentización económica.

El titular de la FAO pidió una acción colectiva urgente para centrarse en las consecuencias sociales y económicas de la pandemia, el aumento de la inseguridad alimentaria, la subida de los precios de los alimentos básicos, los fertilizantes y otros insumos agrícolas, la crisis climática, la erosión de la biodiversidad, la deforestación y la escasez de agua.

«Todos los equipos de la FAO en la región están preparados y plenamente comprometidos a proporcionar toda la experiencia técnica y la capacidad de la Organización a los gobiernos para ayudarles a afrontar el desafío actual de la seguridad alimentaria», concluyó.