fbpx

D’Osorio: propuesta de catering ecoamigable

D’Osorio: propuesta de catering ecoamigable

Las hermanas Osorio, Karla y Kelly, comparten una pasión: la cocina tradicional. Pero, hasta hace unos meses, su afición y su buena sazón solo les alcanzaba para atender pequeños contratos. Hasta que decidieron dar el siguiente paso: el negocio propio.

D’Osorio Catering es una empresa que surge, como idea, hace cuatro años, en la hermosa ciudad de Canchaque. El esposo de Karla trabajaba en la sucursal de una conocida caja municipal y ella le brindaba el servicio de alimentación a los trabajadores de dicha microfinanciera.

Luego, en diciembre del año pasado, surgieron algunos contratos para almuerzos y cenas familiares. La oportunidad de crecer estaba frente a sus ojos.

«El ‘bichito’ de formar la empresa estaba en mi cabeza y, a fines del año pasado, le dije a mi hermana que debíamos empezar. Yo me encargué de todos los trámites», recuerda Kelly.

Las hermanas Kelly y Karla Osorio, dueñas del catering.

Formalidad y nuevos contratos

Desde ese momento han pasado muchos aprendizajes y triunfos.

«Formalmente tenemos nueve meses, pero de experiencia son casi cuatro años», afirma Kelly, futura administradora de la Universidad Nacional de Piura, gerente de la empresa y encargada de la oferta de postres.

Mientras se consolidan como empresa familiar, D’Osorio busca ganarse un espacio en el competitivo mundo del catering y de las concesiones de comedores en todo tipo de empresas.

Hoy, para cumplir con sus contratos, recurren al apoyo de sus primas y amigos de la universidad. A ellos les reconocen sus horas de trabajo.

Desde hace tres meses, D’Osorio es el encargado del comedor de la compañía Ferreyros, ubicado en la avenida Sánchez Cerro.

Ingresar a manejar el comedor no fue fácil. Se animaron a hacer su primer intento y les fue bien aunque tuvieron que concursar con otras 25 compañías, muchas de ellas con trayectoria y que manejan comedores de grandes constructoras.

Sin embargo, su buena sazón y la atención personalizada les permitió convencer a un exigente jurado de diez comensales.

«Era la primera vez en concursos y nos enfrentábamos a grandes concesionarias. Creo que logramos la concesión porque cumplimos con tres cualidades: puntualidad, sazón y amabilidad», afirma Karla, la responsable de prepara las entradas y los platos de fondo.

¿Por qué entrar al difícil mercado de los comedores de empresas? Kelly asegura que deben buscar la rentabilidad de la empresa: «buscamos un ingreso diferente pensando en el futuro porque el mercado está copado por servicios de catering».

D’Osorio ha añadido a su propuesta de valor el componente ecológico pues usan insumos que aportan al equilibrio ambiental; además, tienen buenas prácticas de reciclaje.

¿Dejarán el catering? Kelly Osorio asegura que mantendrán ese servicio aunque será un ingreso eventual.

«En catering tenemos cuatro a cinco eventos por mes; en contraposición, el concesionario es de atención diaria (lunes a sábado). Además, se generan otros ingresos como los coffee break. Por eso, nos hemos empeñado en hacernos de un nombre en la concesión de comedores», afirma Kelly.

Clientes y contacto

  • D’Osorio tiene como clientes al Consorcio de Colegios Católicos, H y M, Makro, Caja Piura y algunas constructoras.
  • Para contratos ubicarlas en: www.facebook.com/dosorio.cateringecoamigable