Designan a nuevo jefe de la Sunafil

Designan a nuevo jefe de la Sunafil

Designan a nuevo jefe de la Sunafil
Valora esta publicación

El Ejecutivo designó mediante una resolución suprema publicada en El Peruano al abogado Juan Carlos Requejo Alemán como nuevo jefe de la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil), en reemplazo de Jorge Cáceres, quien renunció al cargo en un contexto de cambios en el Despacho Ministerial. 

Cáceres, quien ha dejado el cargo luego de seis meses, venía desarrollando un nuevo modelo de fiscalización en la Sunafil.  Las resoluciones en las que el Ejecutivo acepta la dimisión de Cáceres y nombra al nuevo titular de la institución están firmadas por el presidente Martín Vizcarra y la ministra de Trabajo y Promoción del Empleo, Sylvia Cáceres.

Requejo es abogado por la Universidad de Piura y tiene una maestría en Derecho de la Empresa por la Pontificia Universidad Católica del Perú. Durante su carrera, ha desempeñado diversos cargos en el sector público, incluida la Sunafil. En dicha institución se desempeñó Intendente Nacional de de Ingeniería Inspectiva (2017) y Secretario General (2017-2018).

Antes de asumir la jefatura de la Sunafil venía trabajando como asesor del Despacho Ministerio del Ministerio de Salud. Durante la administración de Ollanta Humala fue Viceministro de Pesca y Acuicultura (2014-2016) y Director General de Supervisión y Fiscalización Pesquera (2013-2014). También fue Secretario General del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (2011-2013).

Sunafil en Piura

Cabe recordar que en octubre de 2017, el entonces ministro de trabajo,
Alfonso Grados Carraro, inauguró oficialmente la oficina de la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) en esa región.

Leer Más  HUB UDEP invita a emprendedores piuranos a participar en StartUp Perú

En ese momento, Grados Carraro afirmó que el objetivo de la institución fiscalizadora no solo es sancionar e imponer multas, sino también convertirse en un elemento para fomentar la formalización laboral, que es uno de los grandes retos del Gobierno.

“Con la reconstrucción, Piura tendrá una reactivación económica y del empleo muy importante. Por ello, queremos que la SUNAFIL esté presente en este proceso para que haya relaciones laborales justas y formales”, puntualizó.

Según cifras de Sunafil, Piura está compuesta por casi 313 500 personas y más de 40 mil centros de trabajo entre formales e informales. La tasa de informalidad llega al 64,5%.