Actualidad

Confiep convoca a una «reconciliación nacional» tras casi 50 días de protestas

Los gremios llaman a la paz y el diálogo con el fin de llegar a la estabilidad en el desarrollo de sus actividades.
Por Martha Seminario Rubio
Últ. actualización: 25 enero, 2023 04:37

Distintos gremios empresariales, así como la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep), hicieron hoy un llamado a la reconciliación nacional para trabajar por el Perú que todos queremos.

«Necesitamos propiciar una reconciliación nacional que involucre a las fuerzas políticas, a las instituciones del Estado, la academia, a las fuerzas del orden, a los trabajadores y los empresarios. Necesitamos de todos los peruanos, para seguir trabajando unidos en aras del país que todos queremos», sostuvieron.

Además, los gremios consideran que el Perú se encuentra en una situación «sumamente grave» por los episodios de violencia ocurridos en las últimas semanas.

«Para muchos peruanos, esto representa la tristeza de haber perdido un familiar, la preocupación de tener algún pariente herido sea civil o policía, la pena de ver a un hijo estudiante detenido, la desesperación por no poder trabajar y sustentar a nuestras familias y la frustración por no poder comprar productos de primera necesidad que siguen elevándose debido a la falta de abastecimiento», dijeron.

Los asociados comentaron que ellos necesitan condiciones de seguridad y estabilidad para el desarrollo de sus actividades porque son empresarios de diversos sectores económicos y la clase trabajadora de todas las regiones del país.

También hizo hincapié en que ellos necesitan trabajar porque son el sostén de millones de familias en nuestro país.

Los empresarios enfatizaron que el derecho a la vida es de todos los peruanos y que los derechos humanos también son para la clase trabajadora que ha visto vulnerada su libertad en un escenario de pugnas y violencia; y en algunos casos, han sido víctimas de extorsiones y amenazas por discrepar con las medidas de protesta.

«Es deber de las autoridades proveer a los peruanos de seguridad, pero sin vulnerar la integridad de nadie. Por su parte, el anhelo de grupos y organizaciones políticas promotoras de protestas, debe canalizarse a través de vías democráticas y de manera pacífica. La propiedad pública y privada debe siempre respetarse», manifestaron.