Emprendimientos

Briguit Reinaldo: Empezó emprendiendo en la universidad y ahora cuenta con 3 empresas exitosas

Su historia, desde las calles del centro de Lima hasta liderar emprendimientos exitosos, se ha convertido en inspiración para más mujeres.
Por Gabriel Naquiche
6 minutos
Publicidad

Desde los 10 años, Briguit Reinaldo acompañaba a su madre a vender helados en el bullicioso centro de Lima. En esos días difíciles, su madre expresaba con esperanza, «ojalá podamos vender algo para que hoy podamos comer», palabras que resonarían en la mente de la pequeña Briguit como un recordatorio constante de la lucha diaria y la importancia de no rendirse.

«Recuerdo que de niña siempre decía que algún día sería presidenta o ayudaría a todos los que necesitaran apoyo, porque mi motivación siempre fue ayudar a las personas. Me sentía impotente cuando veía que aquellos ambulantes que carecían de recursos se esforzaban por salir a trabajar y los serenos de la Municipalidad les arrebataba sus cosas», comparte Briguit, recordando sus aspiraciones infantiles.

Su apoyo constante a su madre se tradujo en alentarla a participar en concursos de matemáticas. Aunque su primer intento la colocó en el puesto 83, la persistencia y el respaldo de su madre la llevaron a mejorar en cada competición. Pasó del puesto 40 al 30, hasta que finalmente, tras un arduo esfuerzo, alcanzó los codiciados primer y segundo lugares. Estos logros académicos marcaron el camino para su ingreso a una de las universidades más exigentes del país.

«Aquí, en mi familia, no había un emprendedor del cual inspirarme, ni siquiera conocía la palabra emprendimiento o empresario. Simplemente quería hacer cosas y ayudar a la gente», reflexiona Briguit sobre sus inicios.

Con determinación y el lema de nunca rendirse, Briguit Reinaldo ahora es una reconocida empresaria, basada en la pasión por hacer el bien y la tenacidad inculcada por su madre. Su historia, desde las calles del centro de Lima hasta liderar emprendimientos exitosos, se ha convertido en inspiración para más mujeres. Conoce aquí su historia.

Paso por la San Marcos

Briguit Reinaldo, una joven emprendedora con una sólida formación en Ingeniería Industrial, inició su travesía hacia el emprendimiento desde las aulas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM). Fue allí, gracias a la sugerencia de un profesor en la Academia, que decidió postular a una carrera que le ofrecía una perspectiva única, combinando sus habilidades en matemáticas con el estudio de marketing, procesos de proyectos y negocios.

En su cuarto año de carrera, Briguit, junto a un amigo, dio vida a su primer emprendimiento, convirtiéndose en socios. Aunque el RUC estaba a nombre de su amigo, Briguit se encargaba del área de marketing. Sin embargo, su trayectoria académica no fue el único camino que eligió, ya que tras graduarse, ingresó a una reconocida empresa de seguros, donde la monotonía laboral comenzó a afectar su espíritu emprendedor.

En busca de desafíos y motivada por sus sueños, Briguit decidió abandonar la seguridad del empleo corporativo. Aunque ya tenía un emprendimiento en marcha con su amigo, fue una llamada inesperada de Latam Airports para una capacitación masiva lo que marcó un punto de inflexión. Reflexionando sobre su situación, se dio cuenta de que estaba en un trabajo que limitaba sus aspiraciones. Así que, dejando atrás la comodidad, renunció y se entregó por completo a su emprendimiento.

Nacimiento de Cedhinfo

«A algunos les parecía loco emprender sin experiencia, pero tuve que hacer oídos sordos y arriesgarme», recuerda Briguit. A pesar de las dudas, decidió legalizar el negocio, incluso cuando su socio se mostraba reticente. Invirtió sus primeros S/500 en trámites legales, demostrando que no siempre se necesita un respaldo financiero importante para iniciar un negocio.

La diferencia de enfoques entre Briguit y su socio llevó a la separación, pero eso no detuvo a Briguit. Fundó «Cedhinfo» (Centro Especializado de Herramientas Informáticas), una iniciativa surgida de su experiencia al descubrir que muchos profesionales necesitaban habilidades específicas que no se enseñaban en la universidad.

Conocedora del mundo laboral, Briguit estableció cursos cortos y prácticos, diseñados para satisfacer las demandas del mercado en un tiempo eficiente. Su red de contactos profesionales se convirtió en un activo valioso, ya que diferenciaba sus cursos al brindar conocimientos no solo académicos, sino también provenientes de la consultoría y la ejecución práctica en proyectos reales.

Además, identificó un vacío legal que permitía a su instituto especializado operar sin la necesidad de pertenecer al Ministerio de Educación (Minedu), una ventaja que le otorgaba flexibilidad en su enfoque educativo.

«Comencé desde cero, sin capital y con mi socio abandonándome. Crecí con clientes, reinvertí y expandí el negocio», comparte Briguit. Su filosofía resalta que, más allá de la carrera, lo esencial es conocer los programas demandados por las empresas y ofrecer soluciones concretas.

Su empresa evolucionó a Cedhinet en 2019. Pasaron de la modalidad presencial a virtual, al darse cuenta de que podía usar la tecnología para escalar el negocio. Esto le sirvió mucho cuando llegó la pandemia, pues llegó a superar los 50 mil alumnos.

Ayni Educativo: La primera escuela virtual del Perú

Durante la pandemia de la Covid-19, Briguit identificó la carencia de preparación en los colegios nacionales y privados para la transición a la educación virtual. La estrategia estatal de enseñanza a través de la televisión demostró ser insuficiente a largo plazo. Frente a este desafío, Briguit tomó la iniciativa y estableció Ayni Educativo, la primera escuela virtual gratuita en el Perú.

El propósito fundamental de Ayni Educativo fue asegurar la continuidad educativa de los niños, ofreciendo una solución efectiva a la deficiencia que se evidenció en varias regiones del Perú durante la crisis sanitaria. Esta valiosa iniciativa no solo abordó la brecha educativa, sino que también proporcionó apoyo a comunidades en todo el país.

Mayor crecimiento

En diciembre de 2021, Briguit asistió a un evento de innovación y tecnología, donde tuvo el encuentro que cambiaría su vida: conoció a su futuro esposo, Paul García, fundador de Andino DAO. Aunque para Paul, acostumbrado a los eventos de Silicon Valley, la escena de innovación en Perú parecía estar en sus primeros pasos, por lo que decidió contactar a diversas personas a través de LinkedIn. Fue en este proceso que entabló conversación con Diego Montes.

Diego y Paul se hicieron socios. Ambos compartían un fondo proveniente de Estados Unidos destinado a la organización de eventos. Fue entonces cuando Paul propuso a Briguit la idea de organizar un desayuno exclusivo para mujeres, promoviendo el networking y la interacción entre ellas. La propuesta fue bien recibida, y tras una exitosa primera edición, decidieron repetir la experiencia. Así nació Woman Biz en 2022, un evento diseñado para empoderar a mujeres a través de la tecnología y el emprendimiento.

En el transcurso del año 2023, el proyecto recibió un Fondo de blockchain (OPTIMISM) por un valor de 30 mil dólares en reconocimiento a su labor. Con estos recursos, Briguit emprendió un viaje que abarcó 8 ciudades del Perú, donde llevaron a cabo charlas destinadas a empoderar a las mujeres y fomentar la creatividad en sus proyectos. La iniciativa ha ganado impulso significativo, contando actualmente con una comunidad de más de mil mujeres comprometidas con Woman Biz y su visión de fortalecer el papel de la mujer en el ámbito tecnológico y emprendedor.

Datos

  • Recibió el premio “Women That Build Awards” que otorga Globant. Este reconocimiento se otorga a mujeres que hayan destacado por su trabajo en la industria STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas).
  • Fue homenajeada por Universidad Nacional Mayor de San Marcos gracias a su proyecto de «Ayni Educativo».