Coyuntura

BBVA Research: ajustes de política monetaria serán más moderados en adelante

Por Juan Ricardo Fong Renteria
PBI
Credicorp Capital: PBI crecería para el 2022, pero la inversión privada caería en 7%

La semana pasada, el Directorio del Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), acordó elevar la tasa de interés de referencia de política monetaria de 2.00% a 2.50%, siendo el quinto aumento consecutivo desde agosto.

Según el comunicado, el BCRP proyecta que la inflación retornará al rango meta en el segundo semestre del próximo año porque se revertirá el efecto de factores transitorios sobre la tasa de inflación (tipo de cambio, precios internacionales de combustibles y materias primas) y la actividad económica se encontrará por debajo de su nivel potencial.

Asimismo, el BCRP mencionó que la actividad económica mundial se viene recuperando, aunque a menor ritmo por rebrotes de contagios de la Covid-19, además de la aparición de nuevas variantes y la persistencia de los cuellos de botella de la oferta global de bienes y servicios.

Por otro lado, el Banco comunicó que estima conveniente mantener la posición de política monetaria expansiva por un periodo prolongado, mediante el retiro gradual del estímulo monetario. Además, espera que el proceso de recuperación continúe en los próximos trimestres conforme siga avanzando el proceso de vacunación.

Pronóstico del BBVA Research

BBVA Research, manifestó que el proceso de normalización de la posición de política monetaria continuará, pero quizás con ajustes de menor magnitud en adelante.

Para respaldar el proceso de normalización de la política monetaria, argumentan que el contexto inflacionario aún no muestra indicios de mejora. Las expectativas de inflación siguen desancladas e incluso aumentaron levemente.

Asimismo, hay elementos que podrían imprimir inercia a la inflación en los próximos meses como; los aumentos de precios de la canasta básica de consumo; el margen para que las empresas trasladen mayores costos a los precios de venta y que los precios que se ajustaron a la baja (educación) durante la pandemia, se normalicen durante el próximo año.

En esa línea, BBVA Research, prevé que la inflación se mantendrá fuera del rango meta durante varios meses más, incluso hasta el cuarto trimestre del 2022. La alta y persistente inflación requerirá que la tasa de política monetaria continúe orientándose hacia un nivel más neutral.

No obstante, la magnitud de los ajustes podría ser menor, de 0.25 puntos básicos en adelante. Esto debido a un entorno donde la confianza empresarial ha vuelto a retroceder y se ubica en el tramo pesimista, lo que podría provocar una ralentización sensible del gasto que realiza el sector privado, en particular el de la inversión.

A lo anterior se le suma la incertidumbre que generan sobre el crecimiento global, la nueva variante Ómicron y los cuellos de botella en la oferta de bienes. Además, el grado expansivo se ha reducido en los últimos meses, con una tasa de interés real que ha pasado de -2.5% en agosto a -1.2% en noviembre.

En resumen, los ajustes en la tasa de política monetaria seguirán dándose, pero no en igual magnitud como la vista en los últimos 3 meses, más aún si las expectativas inflacionarias no escalan en gran medida y el proceso de tapering de la FED se digiere relativamente bien por los mercados financieros internacionales.

Suscríbete a InfomercadoBoletín Semanal por Email

Descubre el mejor resumen de noticias.

Es solo un email a la semana. ¡No te llenaremos la bandeja de entrada! Además, puedes salirte cuando quieras.

Protegido por reCAPTCHA y la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.