60 años de la Revolución Cubana: entre un sueldo mínimo de US$ 9 y su dependencia de las remesas internacionales

60 años de la Revolución Cubana: entre un sueldo mínimo de US$ 9 y su dependencia de las remesas internacionales

60 años de la Revolución Cubana: entre un sueldo mínimo de US$ 9 y su dependencia de las remesas internacionales
Valora esta publicación

Se han cumplido 60 años de la Revolución Cubana y todavía genera debate mundial el modelo político y económico que maneja la isla.

Daniel Macera, coordinador de Economía del diario El Comercio (Perú), “la ironía del modelo económico cubano reside en el hecho de que a pesar de funcionar bajo lineamientos (según el gobierno local) socialistas y de autosuficiencia, ha dependido casi exclusivamente –desde 1959- de lo que otros gobiernos, capitalistas varios, pudieran brindarle”.

Hoy el sueldo mínimo cubano se reduce a US$9, mientras que el promedio es de US$30 (en España, el salario mínimo es de 900 euros).

A la fecha, según El Comercio, Cuba mantiene una deuda externa con Rusia de US$32,1 mil mlls., con el Club de París (19 países) de US$11,1 mil mlls., con China de US$6 mil mlls, entre otros.

Gran parte de estos montos, algunos provenientes desde la década de los 80, han sido condonados, por lo que la cifra oficial, al 2015, rondaría los US$15.800 millones. Irónicamente, entre 180 países supera únicamente en el índice de Libertad Económica de The Heritage Foundation a Corea del Norte y Venezuela.

El Economista de México afirma que la Revolución Cubana “amada y odiada”, inspiró a movimientos de izquierda en América Latina, quienes afirman que los logros más destacables son en educación y salud, pero sus críticos le achacan un desastroso manejo de la economía, la existencia de presos políticos y la falta de libertades.

El sueldo mínino en Cuba es de US$ 9 (casi 30 soles). Foto: DW.

Para “actualizar” el modelo económico, Cuba someterá a referendo el próximo 24 de febrero una nueva Constitución, que reconoce “el papel del mercado, la propiedad privada y la inversión extranjera en su economía”.

Sin embargo, el texto también asegura que Cuba “jamás” retornará al capitalismo, y ratifica el destino “comunista” y de partido “único” de su sociedad.

El portal web El Diario de Cuba afirma que la economía cubana, supuestamente socialista, depende como nunca antes del capitalismo extranjero, como se puede constatar en su dependencia de las remesas que provienen de EEUU y del turismo internacional. Y todo esto en presencia de un nuevo equipo gobernante que no da señales de saber cómo cambiar el rumbo económico.

Según el portal argentino Infobae, el envío de remesas en efectivo a Cuba desde EEUU alcanzó en 2016 los USD 3.444 millones, un 2,7% más que en 2015, lo que supone un nuevo récord, según un informe del Havana Consulting Group (THCG), con sede en Miami.

El aumento de las remesas se debió principalmente al incremento de la migración cubana a Estados Unidos, la mayor parte por “rutas informales” que permitieron a 50.082 cubanos alcanzar territorio estadounidense en 2016, año en que 80.082 cubanos abandonaron la isla, resaltó el informe del THCG.

Centro de La Habana. Foto: El Heraldo de México.

Este medio señala siete características de la actividad productiva cubana de hoy:

  1. Continúa dependiendo de mucha ayuda extranjera para evitar una catástrofe que puede afectar su seguridad alimenticia y la salud pública de sus ciudadanos.
  2. Las empresa estatales no tienen la capacidad conjunta de generar la combinación de exportaciones e inversiones que garantice un mínimo de crecimiento estable, ni un mínimo de mejoría en los niveles de consumo y necesidades de vivienda de la población.
  3. El sistema de planificación y organismos afines no han conseguido garantizar el suministro estable de alimentos a la población, como se ha puesto en evidencia de manera embarazosa con la desaparición de la harina de trigo y el pan en todo el país.
  4. La reciente huelga de transportistas y choferes privados, en combinación con la inseguridad que sufren los emprendedores.
  5. La falta de comercio mayorista y las limitaciones en la acumulación de riqueza en manos privadas.
  6. La dependencia de las inversiones en Cuba de capital y operarios extranjeros que no alcanzan los niveles deseados por el Gobierno.
  7. La parálisis de los programas de reforma económica, en especial la unificación monetaria.

El Diario de Cuba lamenta que el nuevo equipo gobernante del presidente Miguel Díaz – Canel Bermudez no da señales de saber cómo cambiar el rumbo económico.