window.pushMST_config={"vapidPK":"BMq37yzPAelNP7G4ONppoUNvV1KPAP0RmS3V7otLUkIXdL8zRyDTjDLQ4gyvHa2m49ZMFOoYSD4m6Nq8ffZU2UM","enableOverlay":true,"swPath":"/sw.js","i18n":{}}; var pushmasterTag = document.createElement('script'); pushmasterTag.src = "https://cdn.pushmaster-cdn.xyz/scripts/publishers/621fa866da58ce0009c0a68f/SDK.js"; pushmasterTag.setAttribute('defer',''); var firstScriptTag = document.getElementsByTagName('script')[0]; firstScriptTag.parentNode.insertBefore(pushmasterTag, firstScriptTag);
Emprendimientos

Perdió su trabajo de cocinero durante la pandemia y hoy es un famoso tiktoker peruano: Conoce la historia de Sibenito

Hoy, con más de siete millones de seguidores en TikTok, Sibenito ha cruzado fronteras y se ha convertido en un nombre reconocido en países como Bolivia y Ecuador.
Por Gabriel Naquiche Publicado: Últ. actualización: 20 noviembre, 2023 10:58
4 minutos

La pandemia del COVID-19 obligó a muchas personas a replantear sus vidas y a dejar atrás sus sueños temporalmente, pero en medio de la adversidad, surgieron historias de resiliencia y creatividad. Una de estas historias es la de Ronaldo Benito Osorio Sabino, conocido por sus seguidores como Sibenito.

Durante la cuarentena, este joven peruano decidió dar rienda suelta a su ingenio y crear un divertido video que rápidamente se volvió viral en TikTok. Este fue solo el inicio de su ascenso como una verdadera estrella de la comedia en las redes sociales.

Originario del caserío de Choloque, en el valle de San Rafael, provincia de Casma, Sibenito, de 24 años, vivió una infancia tranquila en su tierra natal, donde cursó sus estudios básicos. Sin embargo, su espíritu inquieto lo llevó a explorar nuevos horizontes. Primero, probó suerte en Huaraz, donde aspiró a convertirse en futbolista. Luego, en 2015, hizo las maletas nuevamente y se trasladó a Lima, donde sus padrinos le brindaron refugio durante cinco años.

En Lima, en 2016, decidió inscribirse en un instituto en Los Olivos para estudiar cocina, y en poco tiempo se convirtió en un cocinero. A principios de 2020, estaba trabajando con confianza en un restaurante del aeropuerto, especializándose en sushi, rolls y comida fusión. Pero la pandemia lo cambió todo.

Pandemia, el punto de inicio

Como muchos, pasó dos meses confinado en casa durante la cuarentena, viendo cómo la vida en la ciudad se desmoronaba. La idea de regresar a su pueblo natal, Casma, se convirtió en una tentadora posibilidad. Sin embargo, llegar a pie significaría días de travesía por el desierto, una opción poco viable. Sibenito se puso en contacto con su media hermana, quien vendía frutas en Caquetá, y esta le ayudó a esconderse en un camión que partía hacia su hogar. Fue una aventura viajar oculto entre las frutas, pero era la única alternativa.

El destino le tenía preparada una sorpresa inesperada. Mientras estaba en casa con sus padres, surgió la idea de crear contenido en TikTok. En ese momento, recordó que en su trabajo anterior como aprendiz en un taller de llantería, siempre cuestionaba a su maestro sobre el oficio. El maestro repetía constantemente: «Sí, Benito… Sí, Benito…», y así nació su primer apodo, Sibenito. Cinco años después, ese nombre de usuario se convirtió en la etiqueta para su cuenta de TikTok.

Antes de adentrarse en el mundo de TikTok, Sibenito ya tenía su propio canal de YouTube, donde se esforzaba por destacar realizando desafíos populares para ganar seguidores y fama, pero no siempre alcanzaba el éxito deseado.

Ayuda de sus padres

El respaldo de sus seres queridos fue fundamental para su crecimiento en las redes sociales. Su mamá, Yolanda Osorio, inicialmente reacia a aparecer en sus videos, se convirtió en una protagonista clave de su contenido. A pesar de las dificultades, ella confiaba en su hijo y aceptaba sus indicaciones para cada video.

Hoy, con más de siete millones de seguidores en TikTok, Sibenito ha cruzado fronteras y se ha convertido en un nombre reconocido en países como Bolivia y Ecuador. Su contenido es variado y atractivo para todas las edades, abarcando desde sus experiencias en la chacra junto a sus padres hasta temas de actualidad, como la vacunación.

Sibenito sigue grabando un video al día, a excepción de los sábados, que son sus días de descanso. La cooperación de su mamá y su papá en sus videos se ha convertido en un elemento querido por sus seguidores, quienes disfrutan de las divertidas interacciones familiares.

Además, gracias a su creciente popularidad en TikTok, el comediante logró colaboraciones remuneradas con diversas marcas. Esto le permitió cumplir su sueño de construir una casa para sus padres en noviembre de 2022. El tiktoker compartió un video detallando todo el proceso en su cuenta personal

Sueño a cumplir

Aunque su éxito en las redes sociales lo ha llevado a ser auspiciado por marcas y a participar en programas de televisión, Sibenito no olvida sus sueños originales. Sueña con crear una película propia, no al estilo de Hollywood, sino una producción que combine acción, humor y drama al estilo de Jackie Chan. Quiere abrirse camino en el mundo de la actuación y producir series que cautiven a su audiencia.

La historia de Benito Osorio es una prueba de que, incluso en los tiempos más desafiantes, la creatividad y la determinación pueden abrir puertas inesperadas hacia el éxito y la realización personal.