Seguros de Salud: Prohíben incrementos en el costo para cubrir las preexistencias - Infomercado

Seguros de Salud: Prohíben incrementos en el costo para cubrir las preexistencias

Seguros de Salud: Prohíben incrementos en el costo para cubrir las preexistencias

Por Víctor Custodio Burga. Abogado especialista en seguros.

El reciente 18 de mayo se promulgó en el Peruano la Ley 30562 que precisa el artículo 118° de la Ley del Contrato de Seguro, relacionado a la continuidad de enfermedades preexistentes en el Perú.

Artículo 1. Prohibición de recargos individuales
En la cobertura de las preexistencias cruzadas establecida en el   artículo 118 de la Ley 29946, Ley del Contrato de Seguro, las   empresas de seguro pueden efectuar recargos por clase o producto, de conformidad con el principio de mutualidad de los seguros dispuesto en el literal c) del artículo II del Título Preliminar de la Ley 29946. Se prohíbe el recargo individual, que se considera práctica prohibida.

Para entender la importancia de esta nueva Ley, haremos un resumen cronológico de los antecedentes.

En mayo del 2013 entró en vigencia la primera ley que regulaba de manera estructurada los aspectos del contrato de seguro en el Perú (Ley 29946), incluyendo un capítulo para los seguros privados de salud. El artículo 118° de esta Ley recogía una necesidad que reclamaban los asegurados: la continuidad de enfermedades preexistentes en los sistemas de seguros privados y de EPS.

Antes de este Ley las preexistencias tenían continuidad sólo cuando provenían de un seguro privado a otro privado, o de una EPS a otra EPS. Con la entrada en vigencia de la Ley 29946 se estableció la continuidad cruzada de preexistencias. Es decir, las enfermedades preexistentes de una EPS podían trasladarse al nuevo seguro privado del asegurado, o viceversa. Entonces, por ejemplo, si un trabajador terminaba su vínculo laboral, con lo cual también terminada su EPS, la ley lo facultaba a contratar un seguro privado, donde las enfermedades preexistentes que adquirió mientras tenía vigente la EPS, debían estar cubiertas en el nuevo seguro privado (incluyendo la de sus dependientes)

No obstante ello, algunas aseguradoras no aceptaron la redacción del art. 118° y discutieron su interpretación, primero ante Indecopi y luego ante el Poder Judicial.

Luego de varios años de litigios, el Poder Judicial confirmó la continuidad cruzada de enfermedades preexistentes. Ante este escenario, las aseguradoras empezaron a incrementar las primas para aquellos asegurados que contrataban un nuevo seguro pero tenían enfermedades preexistencias. Si bien estos aumentos no estaban prohibidos, empezaron a generarse incrementos desproporcionados, haciendo muy difícil que los asegurados pudieran pagar el costo de las primas.

En ese contexto, lo que hace la nueva Ley (N° 30562) es prohibir expresamente “el recargo individual”, estableciendo que los recargos o incrementos en la prima sólo pueden darse por “clase” o por “producto”, de acuerdo al principio de mutualidad que rige en todos los seguros del mundo. Es decir, con las primas de todos se deben pagar los gastos de la persona que sufre el daño o la enfermedad.

En resumen, a partir del 18 de Mayo las tasas y los precios que ofrecen las aseguradoras en los seguros de salud, deberán respetarse para todos, así el solicitante o sus dependientes traigan consigo enfermedades preexistentes adquiridas en el seguro anterior. Por tanto, sólo dependiendo de la siniestralidad del “grupo” o “clase” de seguro, se podrá hacer reajustes en las tasas y precios.

La nueva discusión podría situarse en qué se entiende por “clase” o “producto”. Esperemos que no se cree un nuevo “producto para asegurados que tienen enfermedades prexistentes”, pues se estaría desnaturalizando el objetivo de la Ley, que es dispersar los costos de estos asegurados, entre los demás asegurados (principio de mutualidad).

Por lo pronto, lo positivo es que la Ley de Seguros no ha sido modificada y la precisión de esta nueva ley está destinada a fortalecer los beneficios de los asegurados.

COMENTARIOS