Baruch Byrne: “el Estado no compra conservas de pescado a las empresas nacionales”

Baruch Byrne: “el Estado no compra conservas de pescado a las empresas nacionales”

El gerente de operaciones de Sea Frost sostuvo que se le debe poner aranceles a las importaciones de Ecuador y de Asía y de esa forma competir con la industria nacional.

“Los bajos o nulos aranceles en el país favorece la importación de conservas enlatadas de atún, jurel y otros”, sostuvo el gerente de operaciones de S

Minería y agricultura: ¿Pueden convivir para generar desarrollo?
Nueva Zelanda ofrece becas de postgrado para peruanos
18 propósitos de marketing digital para fortalecer tu negocio

“Los bajos o nulos aranceles en el país favorece la importación de conservas enlatadas de atún, jurel y otros”, sostuvo el gerente de operaciones de Sea Frost, Baruch Byrne Antezana, ante las últimas informaciones sobre las malas condiciones de las conservas chinas que entran al Perú.

“¿Cuánto le cuesta al pescador ecuatoriano? Un dólar el galón de combustible y a nosotros cuesta tres veces más”, señaló mortificado Baruch Byrne, quien añadió que nuestro vecino país aplica el famoso “Drawback” a su exportación atunera, sobre todo, cuando comercializa con nuestro país.

Hay que recordar que el “Drawback” es un sistema de devolución de impuestos utilizado y aceptado por los países miembros de la Organización Mundial de Comercio (OMC). Su objetivo es que las mercancías exportadas sólo paguen impuestos en el país en donde son consumidas, evitándose así la exportación de impuestos y la doble tributación.

En declaraciones a medios de comunicación regionales, el directivo de Sea Frost lamentó que mientras Asia está marcado por múltiples denuncias de explotación laboral, en el Perú se tiene que pagar el 40% de beneficios sociales. Byrne informó que los competidores de las empresas peruanas son Ecuador, Tailandia, Vietnam y China.

“Existen antecedentes en algunos países de Europa, donde se han presentado denuncias de lotes de conservas de pescado provenientes de China que no han cumplido con los estándares de salubridad y calidad”, afirmó el empresario pesquero.

Byrne criticó que, por el bajo costo de estas conservas, muchas empresas continúen comprando estos productos, pese a que se pone en riesgo la salud de sus usuarios. “Esto ya es conocido, pero por los precios, muchas empresas prefieren comprar esas conservas”, manifestó.

“Las empresas peruanas compiten con productos que son subsidiados por los países donde se producen y que no tienen los controles de inocuidad estrictos como los que se le exige a la empresa nacional”, continuó.

Byrne Antezana, sostuvo que se le debe poner aranceles a las importaciones de Ecuador y de Asía y de esa forma competir con la industria nacional. “El Estado no compra a las empresas nacionales, y prefiere a los proveedores que importan”.

Es importante señalar que el presidente del Comité de Pesca y Acuicultura de la Sociedad Nacional de Industria (SNI), Alfonso Miranda Eyzaguirre detalló que, en el Perú, el consumo de conservas de pescado llega a los 3 millones de cajas (cada caja es de 48 latas), lo que significa alrededor de US$410 millones, pero de estas el 70% corresponde a las importaciones de conservas asiáticas y otras latinas.

CIFRAS

  • En el Perú se importan más de 2 millones de cajas de atún y otro tanto de otros pescados.
  • Seafrost  tiene una producción de un millón de latas de atún, es decir, un tercio del consumo nacional. Sin embargo, las empresas solo compran el 40%, es decir unas 400 mil cajas por un valor de 12 millones 500 mil dólares, el otro 65% se exporta a países de Europa.
  • Las exportaciones de la empresa regional suman US$90 millones y proyectan llegar a los US$160 millones en el 2018, así como dar 600 nuevos empleos.

COMENTARIOS