Facturación electrónica: entérate como implementarla en tu negocio

Facturación electrónica: entérate como implementarla en tu negocio

Las nuevas disposiciones de la Sunat impulsan la desaparición de comprobantes físicos. En dos años las facturas físicas quedarán en el olvido. Esto beneficia a las empresas con ahorros administrativos, reducción de fraude, cuidado de medio ambiente y acceso al financiamiento de capital de trabajo.

Desde el 2013 la Sunat viene promoviendo un cambio paulatino para migrar al sistema de facturación electrónica. Para ello ha realizado la publicación

Facturas electrónicas: 5 recomendaciones para emitirlas de forma eficiente
Facturación electrónica: puntos que debe considerar una Mype
Facturación electrónica: ¿cuánto tiempo toma implementarla en mi empresa?

Desde el 2013 la Sunat viene promoviendo un cambio paulatino para migrar al sistema de facturación electrónica. Para ello ha realizado la publicación de listas con grupos de empresas obligadas a convertirse en emisores electrónicos con la finalidad de masificarla y que para finales del 2018 todos los comprobantes de pago emitidos sean electrónicos.

Es así que para el próximo año la Sunat ha nombrado a más de 90 mil empresas a convertirse en emisores electrónicos, divididos en diferentes grupos de fechas: enero, mayo, agosto y noviembre. Además, ha establecido que todas las empresas que a finales del 2017 presenten ingresos de 150 UIT o más también deben convertirse en emisores electrónicos, así como todas las nuevas empresas que se formen.

Ventajas de la factura electrónica

Según Verónica Velazco, jefa de Efact Sistema Integrado, producto que brinda Efact, Operador de Servicios Electrónicos (OSE) y Proveedor de Servicios Electrónicos (PSE) autorizado por la SUNAT, la factura electrónica presenta ventajas como mayor rapidez, ya que se envía como un correo electrónico; es más económica, ya que emitir una factura electrónica no implica uso, traslado y almacenamiento de papel; y brinda accesos a productos e instrumentos financieros como el factoring.

Considerando la cantidad de exigidos y estando cerca la primera fecha límite, Velazco recomienda empezar con la migración con anticipación.

“La implementación de la facturación electrónica es rápida y segura. En algunos casos, como las MIPYMES, pueden convertirse en emisor electrónico de un día para otro. En el caso de las grandes hay ciertas variables que se deben tomar en consideración, como contar con un sistema de facturación (ERP) que puede hacer que una empresa deba de preparar sus sistemas para emitir comprobantes electrónicos, haciendo que la transición demore un poco más”, indicó Velazco.

Precisó además que el éxito de la implementación depende del trabajo en conjunto que se realice entre cliente y proveedor, para lo cual recomendó tener en consideración ciertos puntos a la hora de escoger uno:

  1. Operador autorizado: SUNAT publicó una resolución que registra y regula a las empresas autorizadas para prestar servicios de emisión y comprobación material de las facturas electrónicas. Los Operadores de Servicios Electrónicos (OSE) autorizados son los responsables de la conformidad técnica que exige la Superintendencia para la emisión de los comprobantes de pago: http://www.sunat.gob.pe/padronesnotificaciones/OSE01122017.pdf
  2. Proveedor con experiencia: cuyo equipo de profesionales maneje el lenguaje de facturación electrónica OASIS UBL (ISO/IEC 19845), que cumpla con todas las normas exigidas por la SUNAT, que tenga la flexibilidad de poder adaptarse a los requisitos de sus clientes, dando el soporte y confianza para que el proceso de transición e implementación sea seguro y sencillo.
  3. Proveedor de acuerdo a las necesidades: se debe escoger uno que brinde una solución que sea capaz de llegar y atender a todos, tanto emisor como adquiriente; que ofrezca productos a la medida del tamaño de tu empresa y de tus necesidades; que no te obligue a gastar en la adquisición de equipo adicional para la implementación, como software o servidores.
Leer Más  ¿No emites comprobantes de pago? ¡Alto! Te explicamos aquí su importancia

COMENTARIOS