Exportaciones agrarias crecieron pese al fenómeno El Niño costero

Exportaciones agrarias crecieron pese al fenómeno El Niño costero

Artículo escrito por Eduardo McBride.

Recientemente la Cámara de Comercio de Lima (CCL) informó que, pese a la presencia del fenómeno El Niño costero, las exportaciones tradicionales del sector agrario tuvieron un crecimiento continuo en los últimos tres años. Así, se pasó de $63 millones en el período enero-abril 2015 a $113 millones en similar período de 2017.

El negocio agropecuario es, por definición, fluctuante, variable y cíclico. Nuestros abuelos sabían y aleccionaban a sus hijos y empleados que a un año bueno seguía un año malo y que por lo tanto había que guardar algo de las vacas gordas para suplir las épocas de las vacas flacas.

Está lección se aplica tanto a los cultivos tradicionales como a los no tradicionales, unos por clima y medio ambiente, otros por oferta y demanda. De los cultivos tradicionales se destacan dos: café y azúcar. Uno por su volumen y el otro por su importancia en el mercado local e internacional.

El café está sometido a fuertes fluctuaciones debido al precio en el mercado internacional y a la incidencia de plagas como la roya que arrasa con la producción nacional. Nótese que el país exportó $363 millones, $1593 millones y $760 millones en los años 2007, 2011 y 2016, respectivamente.

El azúcar, en cambio, líder en rendimiento por hectárea, se ve sometido a las presiones de precios de la demanda local, especialmente de la industria de bebidas azucaradas. En los últimos 12 meses se exportaron $28 millones de este producto frente a los $760 millones en café. Nada significativo. Los porcentajes engañan. Un crecimiento aislado no es crecimiento como que una golondrina no hace verano, al decir del Quijote.

Leer Más  Televisores LG: Niño Costero no afectó ventas en el norte

Exportaciones no tradicionales: salir de la zona de confort

El sector no tradicional es otra historia. Entre los 21 primeros productos que exporta el Perú se encuentran las uvas de mesa, los espárragos, las paltas, los arándanos y los mangos que en conjunto suman $1920 millones de los $ 36 305 millones. En este rubro los empresarios y algunas entidades gubernamentales, como es el caso de Sierra y Selva Exportadora, están haciendo verdaderos esfuerzos para consolidarnos en los mercados externos.

Se han abierto nuevos mercados, como el caso de China para las paltas, y se exploran otros porque la competencia es grande, como en el caso de la palta, en donde Guatemala, Colombia y la misma China se erigen como feroces competidores. También se investigan nuevos usos de nuestros productos de exportación en los mercados de destino y se procesan otros que antes los vendíamos como insumo, como es el caso del cacao que hemos comenzado a exportar como chocolate peruano.

Lo importante es no quedarnos en nuestra “zona de confort”. El cambio constante no es una frase académica, es una realidad. Sino que lo digan los exportadores peruanos que se vieron sorprendidos por el cambio de comportamiento de los consumidores chinos ante la uva Red Globe con pepa a otras variedades sin pepa. De esta manera, los productores se vieron obligados a cambiar sus cultivos por otras variedades con un costo significativo.

Finalmente, la mano de Dios estuvo entre nosotros. Las exportaciones agropecuarias no se afectaron porque la mayoría de los productos ya se había exportado cuando se intensificaron las lluvias. Algunos cultivos, como el banano y el espárrago, sí se vieron afectados pero están en proceso de recuperarse. El resultado lo veremos en la campaña del presente año.

Leer Más  ¿Cuánto cuesta divorciarse en Piura?

¿Considera usted que en el presente año seguirán creciendo las exportaciones agrarias peruanas?

Artículo publicado en la revista Conexión, de Esan.

COMENTARIOS