Escuchemos con atención

Escuchemos con atención

Por Luis Miguel Absi, consultor en comunicación corporativa. FOTO: ESAN

Hace algún tiempo, leí un libro que reafirmó al 100% la visión que tengo sobre el camino que hay que seguir para gestionar la comunicación interna en las organizaciones de una manera óptima. En este, se repetía una idea en la cual siempre creí e intenté poner en práctica en mis trabajos; esta idea se centraba en escuchar con mucha atención a tu personal interno, independientemente del cargo que ocupe dentro del organigrama.

Hoy no desarrollaré los pasos que un comunicador podría seguir para realizar un plan de comunicación interna completo. En este sentido, hay cientos de libros y teorías que podrán señalar ello y cada quien puede acoger como suya las ideas que más se asocien a su forma de trabajar y a la cultura empresarial de la empresa para la cual labora.

Lo que si deseo mencionar, es un punto en especial que considero no debe faltar nunca en un plan de comunicación a desarrollar, independientemente de la elección de acciones que se escoja, y este es: el escuchar con atención y con sentido.

Parto de la premisa que todo aquel que pasa 8 horas en una organización siempre tendrá algo que decir y es nuestra responsabilidad, como comunicadores, darnos el tiempo y espacio para, como mínimo, lo siguiente:

  • Prestarle verdadera atención a quien quiere hablar contigo, con la finalidad de intentar resolver sus requerimientos y enriquecerte de sus opiniones.
  • Guiarlo para que se comuniquen de una manera apropiada.
  • Capacitar a la gerencia y encargados de todas las áreas para estar prestos a atender a sus equipos.

Debemos tener presente que no se trata solo de darles un tiempo para que hablen, sino que ese tiempo se sienta como de aprendizaje mutuo, de crecimiento, de motivación para todos.

Leer Más  Las microfinancieras y su gran oportunidad

Sobre esto, hay algunos tips que pueden servir, como por ejemplo el darle la palabra a quien o quienes vienen a conversar contigo, anotar sus solicitudes, no interrumpirlos en un primero momento, que sientan que se les presta atención y contestar las cuestiones de las que puedas tener información en ese momento o dejarlo como pendiente a resolver siempre en la brevedad posible.

Finalmente, no olvidemos que es importante que el actuar, respecto a la comunicación interna, debe estar alineado a la cultura empresarial y es que sin coherencia, cualquier estrategia de comunicación interna dejará de tener sentido alguno,

COMENTARIOS