Corrupción en la gestión pública: basta de leyes, tienen que sancionar

Corrupción en la gestión pública: basta de leyes, tienen que sancionar

En épocas de corrupción estatal al máximo nivel, Juana Huaco afirma que todavía hay que confiar en los tecnócratas para enfrentar este flagelo latinoamericano.

Juana Huaco García es investigadora de políticas de Gestión Pública de la Universidad de Piura. Para la docente, en el presente escenario de despastes

Papa Francisco en Perú: ¿se congestionará la red de Movistar?
Pesca en Piura: Dirección Regional de la Producción espera formalizar toda la flota pesquera artesanal para fin de año
StartUp Perú 5G: conoce los más destacados proyectos de innovación del norte

Juana Huaco García es investigadora de políticas de Gestión Pública de la Universidad de Piura. Para la docente, en el presente escenario de despastes de casos de corrupción, tanto a nivel local como nacional, el próximo Mensaje a la Nación debe abordar el planteamiento de medidas reales y ejecutables en el corto plazo para la lucha contra la corrupción.

Se espera el segundo Mensaje a la Nación de PPK. Con los diversos casos de corrupción –Odebrechet, brevetes en Transportes y desvíos de fondos en Educación– ¿Se hace necesario que el presidente haga referencia a la Ley Servir y cómo, realmente, se va a enfrentar la corrupción?

Sí debe tratarla, incluso teniendo un escenario más complicado con un expresidente de la República en prisión junto con su exprimera dama. Pedro Pablo Kuczynski debe señalar qué medidas va a implementar para cortar la corrupción. Lo que podría pasar es que, en cinco años, PPK o alguno de sus ministros también estén en la cárcel por este motivo. Si los altos mandos están cayendo qué se puede esperar de los trabajadores de primer nivel.

¿En qué temas específicos de la lucha anticorrupción en la gestión pública debería hacer referencia PPK?

La corrupción es un tema que afecta a todo Latinoamérica, es un cáncer de sociedades como las nuestras. Recomendaría algunas medidas. La Ley Servir ayuda pero hay que implementar mecanismos sancionadores –no de control–, repotenciarlos, hacerlos más fuertes en todos los sectores del estado. Basta de leyes, las sanciones deben ser más fuertes. Otro tema, del que poco se habla, es la formación en la familia. Niños y jóvenes ven estos casos y, en pocos años, van a actuar peor. Si la familia no vigila ni exige que los profesores sancionen a sus hijos sus pequeños actos de corrupción dentro de la escuela, entonces mantendremos esta historia. La corrupción es un mal comportamiento humano.

La Ministra de Justica despidió a las procuradoras del Estado del caso Odebrecht. Se decía que una de las razones fue por haberse atrevido a incluir en las investigaciones a PPK. ¿Este hecho condiciona que el Mensaje a la Nación aborde la lucha anticorrupción? ¿Sería creíble su discurso al tratar este tema?

Si PPK tuviera relación con el caso investigado, cuando fue empresario o funcionario, tendría que recibir la sanción que le corresponde. Esperemos que hoy, siendo presidente, haya dejado de lado esas acciones empresariales porque, entonces, no nos representaría a todos los peruanos.

La Contraloría General de la República es otra institución que, en las últimas semanas, estuvo en el ojo de la tormenta por el criticado accionar su excontralor. El escenario actual para hablar de lucha anticorrupción nunca termina siendo creíble…

Lamentablemente es así. Creo que el actual contralor, en este nuevo periodo, debe cambiar toda esta imagen con acciones. Tendrá que ser sancionador, y de acciones duras. Es el momento de cambiar de rumbo.

¿Qué rol deben cumplir las fuerzas políticas del Congreso en la lucha anticorrupción en la gestión pública?

Su rol debe ser netamente de control, pero dejando de lado lo político. No debe ser el ‘perseguidor’ solo porque no eres de mi partido. La nueva directiva del parlamento debe preocuparse, además, por eliminar la corrupción en el mismo Congreso con medidas sancionadoras. En los sonados casos de interpelación de ministros, es verdad que hubo algunos hechos de corrupción, pero los mecanismos para probar la falta – grabarlos de forma clandestina– es una percusión. La corrupción se combate trabajando en conjunto y sin sesgo político.

Los políticos señalan que ‘el gabinete de técnicos’ no ha servido. ¿El tecnócrata no está preparado para enfrentar la corrupción estatal?

No creo que sea así. Hace un año, cuando vi la conformación del gabinete de ministros de PPK también dije que era un ‘gabinete de lujo’ porque era muy técnico y con una imagen muy buena, incluso, a nivel internacional. Teníamos a los mejores tecnócratas. ¿Qué pasó? Se tenía un grupo congresal que, en los primeros meses, mostraban despecho por haber perdido las elecciones. Así censuraron a cuatro ministros. Como ciudadana, las censuras las percibí como una persecución. ¿Cómo iba a avanzar una gestión presidencial con cuatro bajas? Censurar al ministro de Economía le movió el piso a PPK, sumado a las desgracias del Niño Costero, el gobierno ya no pudo avanzar como debía. Esperemos que la persecución política ya no continúe. Lo político no debe mermar ninguna gestión.

El aporte del tecnócrata en la mejora de la gestión pública no tendrá los resultados esperados si el accionar político no le ayuda a conseguir esos resultados…

Exacto porque todos vamos hacia el mismo rumbo.

COMENTARIOS